Visitantes ilustres. Con buena letra.

Tras los músicos, les llega el turno a los escritores que visitaron la Villa y Corte de Madrid. Pero no serán los últimos acerca de quienes se escriba en este blog. Tras ellos llegarán políticos, poetas, gentes del cine, científicos… En resumen, un repaso a aquellos visitantes ilustres, que se han dejado caer en algún momento por nuestra querida ciudad.

Giacomo Casanova en 1767.

Giacomo Casanova - Anton Raphael Mengs

Giacomo Casanova nació en Venecia el 2 de Abril de 1725, y desde muy joven se dedico a disfrutar de la vida de todas las maneras posibles e imaginables, convirtiendose en un auténtico hedonista, que vivía únicamente, por y para el placer y el disfrute de la vida:

“Mi ocupación principal fue siempre cultivar el goce de mis sentidos”

Su vida estuvo llena de aventuras y experiencias de lo mas variado: fue seminarista, estudio Leyes, fue secretario personal de un Cardenal, estuvo en el ejército, estudió física, biología y química, pero también la cábala y las ciencias ocultas. Fue protegido del Senador Bragadito y dedicó su vida a viajar, seducir a cuanta mujer se cruzo en su camino y relacionarse al más alto nivel. En resumen, Casanova concibió la vida como una obra de arte de la que había que disfrutar al máximo. Este espíritu aventurero y hedonista, una constante a lo largo de su vida, hizo que se viera involucrado en numerosos problemas, llegando a dar con sus huesos en la carcel en varias ocasiones, logrando escaparse de ella en alguna que otra ocasión. Su visita a Madrid, donde se relaciono con ilustrados como Campomanes y Olavide, militantes anticlericales que habían intervenido en la expulsión de los jesuitas, estuvo relacionada con ciertos encargos de la masonería, lo que no impidió que estudiara a fondo las costumbres de nuestro pais.

Casanova intentando seducir a La Charpillon - Ilustración de Leroux

En las mas de 3.000 paginas de sus memorias, tituladas “La historia de mi vida”, Casanova crea una de las grandes obras maestras de la literatura del s. XVIII, con la que lleva a cabo un repaso extenso al tiempo y los lugares en los que le toco vivir. Casanova, al hablar acerca del relato de su vida asegura que:

“El relato de mi vida no es un relato dogmático”

Portada del 6º tomo de las Memorias de Giacomo Casanova titulado %22Pasiones Españolas%22 (Elek Books - London 1894)-

En 1767 Giacomo Casanova, con 42 años, tras múltiples peripecias, entra en Madrid a través de la Puerta de Alcalá montado en una mula, tras haber sido expulsado por indeseable de Austria y Francia.  Apasionado de la vida, como ya hemos dicho, se dedica a disfrutar de la vida madrileña y los numerosos placeres que ofrece al visitante, relatándonos en sus memorias su visita a Madrid con toda minuciosidad, contándonos desde la vida cotidiana del rey Carlos III, hasta su estancia en la Cárcel del Buen Retiro. Durante su estancia en la capital de España, se alojó en una fonda de la Calle de la Cruz, situada junto al teatro del mismo nombre, recomendada por un amigo de Burdeos. Un establecimiento, cuando menos curioso, donde las puertas de las habitaciones tenían el cerrojo por fuera y no por dentro, debido a la obsesiva y constante preocupación por la salvación de las almas de la Santa Inquisición, que en cualquier momento podía llevar a cabo una minuciosa inspección. En sus memorias, al hablar de los españoles, y por tanto de los madrileños, Casanova no duda en afirmar que:

“Los franceses siempre me han gustado por sus modales tan gentiles y corteses; los españoles no, porque son repelentemente orgullosos. Sin embargo, en más de una ocasión he sido engañado por los franceses. Jamás por los españoles. Desconfiemos pues de nuestros gustos”.

El baile del Fandango

Mientras se encuentra en Madrid, nuestro ilustre visitante muestra un gran interes por el misterioso lenguaje de la seducción española, la galantería y las misteriosas claves de las mujeres españolas, recatadas y discretas, pero con frecuencia predispuestas a los lances amorosos, intentando encontrar la forma de entenderlas, se convirtió en un apasionado del fandango, una escuela de bailecmuy popular en aquellos días, del que decía:

“Es el baile de parejas más loco e interesante que he visto en mi vida. Me parece que ninguna mujer puede negar nada a un hombre con el que ha bailado el fandango. El placer que me producía verlo me arrancaba gritos”

DSCN6113

El Ayuntamiento de Madrid nos recuerda la estancia en nuestra ciudad de tan ilustre y peculiar visitante con una de sus numerosas placas amarillas, situada en la calle de la Cruz,  en la que podemos leer:

“En este lugar estuvo la Fonda de la Cruz, donde GIACOMO CASANOVA, se alojó entre 1767 y 1768”

Victor Hugo en 1811.

Retrato de Víctor Hugo Sigue leyendo

Anuncios

La Navidad mas dulce.

El turrón de Casa Mira, el tronco de Navidad de Lhardy, los polvorones de La Duquesita, el roscón de Reyes de la Antigua Pasteleria del Pozo y el mazapán de El Riojano. Asi hacíamos en casa de mis padres, que la Navidad fuera la fiesta mas dulce del año. Y así me gustaría contároslo.

 Navidad en Madrid

Por fin llegó la Navidad, ya no hay forma humana de escabullirse del ajetreo propio de estos días. Desde el pasado domingo 30 de noviembre y hasta el día 21 de diciembre estaremos en tiempo de Adviento, un termino procedente del latín “adventus”, que significa “a la espera”, porque eso es lo que hacemos durante estas fechas, esperar la llegada de Jesus, nuestro Señor, el día 24  de diciembre, Nochebuena.

Red de San Luis Puerta del Sol Plaza de España

En estos días, llegan también las interminables y costosas compras, el amigo invisible, los adornos, el Belén y el árbol de Navidad, Papa Nöel y los Reyes Magos, las aglomeraciones, los mercadillos, los espectáculos navideños, Cortylandia… Y, como no, las ineludibles comilonas y cenas con amigos y familiares, siempre acompañadas por los dulces típicos de estas fiestas: turrónes de los mas variados sabores, mazapan, roscón de Reyes, polvorones, peladillas… De estos pequeños placeres navideños es sobre lo que tratará la entrada de hoy.

Cortylandia 2014 Cortylandia 2014

En Madrid son varias las pastelerías que llevan mas de cien años dedicándose a elaborar, de modo totalmente artesanal, estos deliciosos dulces. Esta es mi particular lista con los mejores establecimientos, donde podréis encontrar todo lo necesario para que, esta sea la Navidad mas dulce.

Casa Mira – Carrera de San Jerónimo, 30.

Casa Mira

Casa Mira empezó en Madrid en 1842 con un pequeño puesto en la plaza Mayor. En 1855 abrió el local que ocupa en la actualidad, una pastelería a la que acuden tanto madrileños como visitantes, que llegan a hacer cola, como si de Dª Manolita se tratase, para comprar sus famosos turrones, yemas y polvorones totalmente artesanos. Desde su fundación, esta casa ya centenaria especializada en turrones, se ha convertido en lugar de peregrinación al que acuden los mas golosos desde toda España. Luis Mira, su fundador, se trajo a Madrid desde Jijona los secretos para elaborar unos deliciosos turrones, que hicieron que se pronto se convirtiera en proveedor de Isabel II. El escaparate de esta pastelería de la carrera de San Jerónimo, nos deja literalmente boquiabiertos con sus tortas imperiales, frutas escarchadas, marrón glacé y peladillas, haciéndose realmente dificil no sucumbir a la dulce tentación de sus recetas, elaboradas con productos de la mas alta calidad.

Horno de San Onofre – San Onofre, 3; Hortaleza, 9; Hernani, 7 y Mayor, 73.

Horno de San Onofre Sigue leyendo

Platea Madrid. Un espacio Gourmet, un espectáculo gastronómico.

Corría el año 2007 cuando el cine Carlos III, un proyecto del arquitecto Luis Gutiérrez de Soto inaugurado en 1952 echó el cierre de forma definitiva, para poco después hacerlo la sala de fiestas Cleofás situada en el sótano del mismo edificio. Mas de cincuenta años desde que en su pantalla se proyectó ante las 1390 personas de aforo total de la sala la pelicula estadounidense Casbah, un músical producido en 1948 por los Estudios Universal, protagonizado por Yvonne DeCarlo y Tony Martin, Peter Lorre y dirigido por John Berry.

Cine Carlos III

Desde entonces, los proyectos y las ideas para darle un nuevo uso al Carlos III se sucedieron sin que pareciese que ninguno llegaría a buen término. Hasta que por fin, el grupo Tritón Capital tras una inversión de 60 millones de euros, incluida la compra del local, ha inaugurado Platea Madrid, un espacio de 5.800 metros cuadrados con capacidad para 1200 personas y una magnífica ubicación en  la calle Goya, 5-7 frente a los Jardines del Descubrimiento de la plaza de Colón. 

Placa dedicada a Luis Gutiérrez de Soto Casbah

¿Cuál es la oferta gastronómica que nos ofrece Platea Madrid?

Platea Madrid (20)

En Platea Madrid tenemos a nuestra disposición mas de 20 barras con el sistema habitual en este tipo de espacios gastronómicos: los pinchos, tapas, raciones o platos se adquieren en las barras, para después saborearlos y disfrutarlos en las mesas disponibles o en las mismas barras a la vez que un servicio de camareros se encargará de traernos las bebidas a las mesas.

La Hora del Vermout Entrecortes Sigue leyendo

Yugo, Sushi & Kobe. El secreto japones mejor guardado de Madrid

En el número 122 de la madrileñísima calle de Alcalá, a tan solo un tiro de piedra de la plaza de Manuel Becerra, hay una pequeña tienda de comida japonesa para llevar, de nombre Yugo Sushi & Kobe. Productos de una gran calidad, entre los que podremos encontrar sushi, sashimi, tatakis, temakis, niguiris y distintos cortes de carne de buey Kobe. Una verdadera delicia que no os podéis perder.

 Yugo Sushi & Kobe 2

Aparentemente sólo es eso: una pequeña tienda de comida japonesa para llevar a casa como tantas otras. Sin embargo, Yugo Sushi & Kobe oculta importantes sorpresas que a los ojos de los no advertidos podrían pasar completamente inadvertidas. La primera es la extraordinaria calidad del pescado y la carne que utilizan, sobre todo si tenemos en cuenta que estamos hablando de una tienda “Take Away”. La segunda, que te deja literalmente boquiabierto, es el restaurante que se esconde tras la barra de venta al público. Oculta tras unas cortinas de tela decoradas con motivos japoneses, una estrecha escalera nos conducirá a un sótano decorado como un búnker japonés de la Segunda Guerra Mundial, con capacidad para un máximo de 12 comensales, en el que se sirven comidas y cenas únicamente a los socios del que es, sin duda alguna, uno de los clubs mas curiosos de Madrid, con un código para abrir la puerta que nos dará acceso al restaurante, que nos llegará a través del móvil. La original idea surgió de la mente de Julián Mármol, un enamorado de Japón, su cultura, y como no, su gastronomía. Sigue leyendo

Mercados de Madrid. El pulso de una gran ciudad.

Los mercados son el alma y el estómago de cualquier ciudad y Madrid no iba a ser menos. Cada mañana los mercados de la capital ponen al alcance de los madrileños y visitantes una inmensa oferta comercial, con todo tipo de productos de la mejor calidad. Pocas actividades nos pueden proporcionar una forma más rápida y eficaz de sentir y medir el pulso de una ciudad, las épocas de crisis económica o de bonanza, el día a día de la vida de sus habitantes, sus expresiones más típicas o su cultura gastronómica, que una visita a cualquiera de sus mercados. 

Olvidémonos de los supermercados y de los hipermercados de las grandes superficies, por supuesto de las tiendas de los chinos y olvidémonos también de esas tiendas abiertas 24 horas, donde lo más que conseguiréis será salir de un apuro, aunque las más de las veces mal y caro. La única alternativa válida son los tradicionales ultramarinos y mantequerías de barrio, por desgracia cada vez más escasos. ¿Os acordáis de Mantequerías Leonesas?

Mantequerías Leonesas

Así que, hoy voy a hablaros de los mercados tradicionales de los barrios madrileños, no de esos novísimos y “supercool” mercados de la cultura gourmet que se han puesto tan de moda últimamente. Unos mercados que a mí personalmente, aunque algo caros, me gustan bastante, pero que considero mas bien como lugares de encuentro pensados para tomar una copa, picar algo y socializar, algo imprescindible en la inmensa soledad de la gran ciudad.

Visitad alguno de los mercados de barrio de Madrid y descubriréis mucho más de lo que imaginabais. Sigue leyendo

Una cita con San Cayetano, San Lorenzo y la Paloma.

La historia de Madrid no se podría entender sin sus fiestas populares y sus verbenas, y como todos los años, tres de las más populares coinciden en la primera quincena de agosto.

Fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma 2014

Agosto nos trae como todos los años, uno de los acontecimientos culturales y de ocio más populares y castizos de cuantos se celebran en Madrid: el próximo miércoles, 6 de agosto, comienzan oficialmente las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma, en el distrito Centro de la capital.

Puesto de comida en las fiestas de agosto Gallinejas y entresijos

Son tradicionales los puestos de comida con largas mesas al aire libre, donde se puede disfrutar de unas riquísimas gallinejas, entresijos y todo tipo de fritangas, no aptas para estómagos delicados, los organilleros, los barquilleros y los campeonatos de petanca, ajedrez, rana y mus, los concursos de chotis, pasodobles y mantones de Manila y la elección de chulapas y chulapos. Madrid durante esos días se siente mucho mas villa que nunca.

Plaza de Cascorro

Pitingo se encargará este año del pregón con el que comenzarán las fiestas, un acto que tendrá lugar en la plaza de Cascorro. A continuación serán elegidos los populares personajes castizos: La Casta, La Susana, la Maja de Lavapiés, La Seña Rita, El Julián y Don Hilarión. Sigue leyendo

El Madrid medieval: el barrio de la Morería.

Pasear por el barrio de la Morería supone recorrer las calles donde inicialmente vivieron los mozárabes y posteriormente, tras la reconquista de Mayrit por Alfonso VI en 1083, los mudéjares. Conviene aclarar que los mozárabes eran aquellos que siendo cristianos vivían en territorios ocupados por el Islam, mientras los mudéjares eran aquellos musulmanes que decidían permanecer en las ciudades reconquistadas para la cristiandad.

La Latina (80)

Barrio de la Morería, / patinado de poesía y ungido de tradición; / con sus casucas judaicas, / con sus leyendas arcaicas / y su honda desolación. / Rinconcito madrileño, / que yace en profundo sueño / de los siglos a través; / en cuya paz solitaria/ cantaba la legendaria / campana de San Andrés”

(Emilio Carrere – Diario Madrid, 1944)

Sigue leyendo