O vendemos puentes o compramos rio. 2ª parte: los nuevos puentes de Madrid Rio

La recuperación del Manzanares con sus nuevos espacios verdes ha conseguido devolver las riberas de nuestro entrañable río a los ciudadanos, terminando de paso, con el muro divisorio entre los distritos de Centro y Arganzuela y los de La Latina, Carabanchel y Usera, que la M-30 y el Manzanares habían supuesto para estos distritos, pese a su escasa anchura, hasta la construcción de Madrid Rio y el soterramiento de esa gran cicatriz en el rostro de Madrid que era la M-30.

Matadero ntes y después de Madrid Rio

“Ha un tiempo cercano, en el que en el lugar donde nos encontramos estaba invadido por un tráfico que alcanzaba los 200.000 vehículos diarios, que generaban una alta contaminación acústica y ambiental, y que aislaban a los ciudadanos de su querido Manzanares”. (Alberto Ruiz-Gallardón, Alcalde de Madrid entre 2003 y 2011)

Panorámica de Madrid Rio

Ningún madrileño que viva en la zona o simplemente decida pasear por las orillas del Manzanares, tendrá que recorrer mas de 300 metros para encontrar un paso por donde cruzar el río, gracias a los 33 puentes y pasarelas existentes a su paso por la ciudad de Madrid. Excepto una pasarela y el puente de la Reina Victoria, todos son de nueva construcción o han sido rehabilitados y ampliados. En concreto, han sido 19 los pasos renovados, entre los cuales, se incluyen siete de las llamadas presas históricas o el Puente Oblicuo, con sus pinos asomados sobre el Manzanares. Por otra parte, entre puentes y pasarelas, son 12 los de nueva construcción, sin duda, muchos puentes para tan poco río. Sobre los puentes históricos ya escribí en su momento (ver la entrada “O vendemos puentes o vendemos río. 1ª parte: los puentes históricos sobre el Manzanares), hoy toca hablar de los nuevos puentes y pasarelas construidos, algunos de ellos realmente interesantes.

Puente Oblicuo

Puente Oblicuo 1

El Puente Oblicuo fue una de las primeras actuaciones urbanísticas del proyecto Madrid Río en llevarse a cabo. Se trata de una plataforma de uso peatonal y ciclista que prolonga sobre el cauce del Manzanares el Salón de Pinos, una zona ajardinada poblada con árboles de esta especie, situada junto al Puente de Segovia. El aspecto del puente, como un paseo arbolado suspendido sobre el río, en nada se parece al que tenía cuando era uno más de los puentes de la M-30. En su origen, allá por el año 1969,  por los ingenieros Carlos y Leonardo Fernández  y Javier Manterola, siendo inaugurado en 1974, a la vez que se abría al tráfico la autovía de circunvalación.

Puente Oblicuo 2

Su mayor singularidad era su trazado oblicuo respecto al cauce del Manzanares adoptado para salvar las aguas del río sin necesidad de giros en ángulo recto, facilitando al máximo la circulación. Dentro del proyecto Madrid Rio, lo que antes era un puente para vehículos de varios carriles, saturado de tráfico, se ha convertido en una tranquila y agradable pasarela con jardines y árboles, que une los paseos de la Ermita del Santo, en la margen derecha del río, y de la Virgen del Puerto, en la izquierda. De acuerdo al proyecto de paisajismo de Ginés garrido y Fernando Porras, se construyo una jardinera longitudinal, a lo largo la margen derecha del puente, con más de 820 metros cuadrados de césped y pinos, junto a la cual discurre una acera peatonal y un carril ciclista, cambiando por completo el aspecto de este paso sobre el Manzanares, vuelto a inaugurar en otoño de 2008.

Puente en Y o Puente del Principado de Andorra

Puente en Y

Este puente, proyectado por los autores de Madrid Río y en el que también han participado los ingenieros Juan Luis Bellod y Peter Tanner, simboliza, en palabras del ex alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, “la voluntad de esta ciudad por fusionar lo clásico con lo contemporáneo, no en vano evoca la forma de los pontones ferroviarios del siglo XIX, precursores de esa revolución de los medios de transporte que ha cambiado nuestras vidas”.

Puente en Y

Un puente que facilita la comunicación entre los más de 400.000 vecinos que viven en los distritos de Arganzuela y Latina, constituye en sí mismo una pieza con carácter propio dentro de ese amplio corredor ambiental en que se integra Madrid Río y que se extiende entre el monte de El Pardo por el Norte y la Caja Mágica por el Sur. Su diseño de tres brazos, con mas de 100 metros en total, permite disfrutar de una hermosa perspectiva de los alrededores desde sus dos balcones a modo de miradores gracias a su iluminación monumental.

Puente Monumental de la Arganzuela

SANYO DIGITAL CAMERA

Diseñado por Dominique Perrault y dividido en dos brazos que suman 278 metros, el Puente Monumental de la Arganzuela ha sido uno de los últimos proyectos de Madrid Rio en llevarse a cabo y desde el mismo momento de su inauguración, el 24 de marzo de 2011, se convirtió en uno de los símbolos del proyecto Madrid Rio. Dominique Perrault, autor también de la Caja Mágica, ha creado un puente de uso peatonal y ciclista, dividido en dos brazos que confluyen sobre una plaza mirador ubicada en el parque de la Arganzuela, en la que se cruzan distintos senderos del espacio verde.

Puente Monumental de la Arganzuela

Las dos espirales con forma de cono y la malla que las recubre, brillante a la luz del sol e iluminada de noche, tienen 128 y 150 metros de longitud y su diámetro varía entre 5 y 12 metros de un extremo al otro y constituyen la principal seña de identidad el puente. Una especie de cáscaras que recorren en espiral toda la longitud del puente, construidas a partir de una tela metálica con forma cónica enfrentadas simétricamente para crear un conjunto realmente espectacular que parece suspendido en el aire.

DSC_0489

La tela metálica, material por el que el arquitecto francés tiene una especial predilección, transforma la pasarela según el momento del día, pasando de ser un paseo con sombra durante el día a convertirse en bello objeto luminoso durante la noche gracias a su cuidada iluminación. Las 32 farolas situadas en su interior, recrean pájaros o mariposas y el espacio central abierto otorga al puente una gran ligereza visual, a la vez que permite tener una vista panorámica del parque y el Puente de Toledo. El suelo, realizado en madera de ipé, está perforado para permitir el paso de la luz, tanto del sol como de las 66 luminarias situadas bajo los tableros

Puentes gemelos del Invernadero y del Matadero

Puente del Matadero 1. Jpg

El diseño arquitectónico de los puentes del Invernadero y del Matadero, corrió a cargo del equipo MRIO y del estudio de paisajismo holandés West. Fueron concebidos como elementos de unión entre ambas orillas del Manzanares y como miradores, uniendo los barrios del sur madrileño con el centro cultural Matadero Madrid y el nuevo parque lineal de Madrid Rio.

Puente del Matadero

Ambos puentes están formados por una bóveda ligera realizada a base de hormigón, con forma de canoa invertida, de la que cuelga un tablero sujeto mediante 136 cables de acero. Tienen una luz de 48 metros, con un tablero que se va estrechando hacia el centro, desde los 8,5 metros de ancho en los extremos hasta los 4,5 metros en el centro del vano.

Puentes de Matadero e Invernadero

La decoración del interior de las bóvedas de ambos puentes fue proyectada y llevada a cabo por el artista madrileño Daniel Canogar. Dos mosaicos realizados con pequeñas teselas de vidrio,que forman las imágenes de vecinos de los dos barrios unidos por estos dos puentes. Para ello, mediante una convocatoria llevada a cabo en Matadero en noviembre de 2009, Canogar retrató a 50 vecinos colgados de una grúa, aparentando flotar en el aire. Realizado con pequeñas  teselas de vivos colores de 7×7 mm. de vidrio reciclado, fueron necesarias un total de 6.500.000 piezas, de mas de 260 colores, para cubrir los 300 m2 de cada una de las caras interiores de estos dos puentes, donde sobre el fondo azul de ambas bóvedas se puede ver a estos 50 vecinos de la zona.

Pasarela de la Princesa

En cuanto a las pasarelas, estas son un total de 8: El Reservado, Arganzuela I y III, Praga, La Princesa, Salón de Pinos, Nudo Sur y Parque Lineal Manzanares Sur. Todas ellas responden a un diseño muy similar, limpio y sencillo de gran ligereza, diferenciándose principalmente, según su uso sea peatonal o para el paso de vehículos.

Don Gil de las calzas verdes

Ya que nos traen tus pesares / a que desta insigne puente / veas la humilde corriente / del enano Manzanares / que, por arenales rojos / corre, y se debe correr / que en tal puente venga a ser / lágrima de tantos ojos. (Tirso de Molina – Don Gil de las calzas verdes)

Anuncios

Acerca de Titinet

No voy a cansaros nada mas empezar. Doy por hecho que vuestro interés no radica en mi persona, sino en lo que a partir de ahora podáis leer en este blog que nace hoy. Así que de mis 55 años de vida, os diré simplemente que soy madrileño de nacimiento y de corazón, que estudie Geografía e Historia y que aparte de la debilidad que siento por la ciudad donde nací, mi gran pasión ha sido siempre y lo seguirá siendo, viajar. Mi padre solía decir que "viajar debería de ser una asignatura obligatoria en todos los planes de estudios" y yo, desde muy pequeño comprendí cuanta razón tenia. Viajar te enriquece, te ayuda a ser mas tolerante con otras culturas, con otras religiones y te ayuda a tener una mente mas abierta y receptiva. Viajar te aporta algo que los libros y las horas de estudio, por mucho que te den, jamas podrá ser igual de enriquecedor. A lo largo de mis muy vividos 55 años, he viajado siempre que he podido, y no ha sido poco. He recorrido prácticamente toda Europa y también he tenido ocasión de viajar a Asia, África y América. Pero por mucho que haya viajado, y tengo intención de seguir haciéndolo, mi ciudad siempre sera Madrid y mi sitio siempre estará aquí. En esta ciudad que me vio nacer y que día tras día me ha ido desvelando sus secretos, contándome sus historias, sus momentos de gloria, sus éxitos, pero también sus miserias, sus dramas y sus fracasos. Una ciudad con un pasado y una historia mucho mas extensa e interesante de lo que muchos conocen. Una ciudad abierta a todos, acogedora y cosmopolita. Una ciudad con una riqueza cultural y humana capaces de sorprendernos en muchas ocasiones. Todo esto es para mi Madrid, y este blog pretende contároslo y haceros participes de la historia y las posibilidades que ofrece esta maravillosa ciudad. Espero que lo disfrutéis. Adelante. Poneos cómodos y sed bienvenidos.
Esta entrada fue publicada en Arquitectura, Parques, Siglo de Oro y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a O vendemos puentes o compramos rio. 2ª parte: los nuevos puentes de Madrid Rio

  1. Como siempre me encanta. Muy, muy interesante. Siempre aprendo algo nuevo

Los comentarios están cerrados.