La Ceca de Madrid y la Real Casa de la Moneda

Uno de los principales intereses de aquellos que ostentan el poder ha sido siempre el control de la riqueza, y por tanto, el control de la emisión de moneda. Los Ministerios de Hacienda, los Bancos Centrales de cada Estado y las Casas de la Moneda, han sido los instrumentos habituales para ejercer el tan ansiado control sobre la riqueza. Nunca debemos olvidar, que la riqueza otorga el poder, y éste, proporciona a quien gobierna el control sobre los ciudadanos que, les guste o no, se ven obligados a aceptar las disposiciones, a veces claramente injustas y abusivas, adoptadas por los gobernantes, ya sean éstos elegidos democráticamente o no. Hasta que se hartan y deciden rebelarse ante los abusos, las injusticias y la avaricia de unos pocos, que suelen ser siempre los mismos. Y entonces ruedan cabezas y los gobernantes se sorprenden de la ingratitud del pueblo.

Banco de España 2

Un poco de historia

La primera Casa de Moneda de Madrid se fundó a instancias de Enrique IV, quien, el 2 de diciembre de 1467, nombró a Fernando de Pareja tesorero de la Casa de la Moneda, al mismo tiempo que ordenaba que fuera instalada dentro de los muros de la villa. Al año siguiente se le concedió licencia para labrar moneda, describiendo los tipos que habían de figurar en ellas, así como la marca, una M coronada, que debía permitir distinguirlas de las acuñadas en otras cecas. Con la reorganización de Casas de Moneda llevada a cabo en 1471, se cerraron las instalaciones de Madrid, que por aquél entonces, no era nada mas que un insignificante poblachon manchego. A partir de este momento, la ceca de Madrid desaparece, no volviendo a tenerse noticias de nuevas acuñaciones hasta 1591, durante el reinado de Felipe II. Esta acuñación de 1591, y otra posterior de 1611, ambas experimentales, se efectuaron en el domicilio del famoso grabador Giacomo da Trezzo, mas conocido como Jacometrezo, situada en las proximidades de la actual Gran Vía madrileña.

Placa_ del Ayuntamiento de Madrid decicada a Jacometrezo

Felipe III, por Real Cédula de 18 de Febrero de 1614, encargó la fabricación de moneda en Madrid a Cristóbal Gómez de Sandoval-Rojas y de la Cerda, I duque de Uceda, nombrándole tesorero con carácter hereditario. El duque, estableció la ceca en una casa situada cerca del puente de Segovia y durante los reinados de Felipe III y Felipe IV, la actividad de la Casa de Moneda de Madrid se desarrollo con normalidad, acuñándose en ella prácticamente todos los valores del sistema monetario vigente. En esta época tuvo Madrid tres talleres diferentes: el ya mencionado de la calle Segovía, otro enfrente de él, donde se instalaron los molinos necesarios para la acuñación de moneda, y otra casa en los terrenos que hoy ocupa el palacio de Linares, entonces situados a las afueras de la ciudad.

Cristóbal Gómez de Sandoval-Rojas y de la Cerda, I duque de Uceda

Hasta comienzos del siglo XVIII, en España podíamos encontrar moneda acuñada en las diferentes casas de la moneda pertenecientes a la corona, pero también en otras privadas y de la Iglesia. Seria con la llegada de los Borbones y Felipe V, cuando la acuñación de moneda pasó a ser privilegio exclusivo de la Corona y el Estado. El papel moneda no nacería hasta el reinado de Carlos III, con la fundación del Banco de San Carlos y la necesidad de emitir deuda pública, conocida como “vales reales”, considerados por los historiadores como los antecedentes de los billetes de banco, dado que fueron utilizados como dinero. Felipe V, abolió las cecas privadas y sometió a las estatales (Madrid, Barcelona, Sevilla, Pamplona, Segovia, Jubia y Manila) al poder de la Corona.

Felipe V - 8 Escudos 1729 Ceca de Madrid

Cada una de estas cecas tenía sus propias señas identificativas, en el caso  de Madrid, que es la que nos interesa, una M coronada o una estrella de seis puntas, que se siguieron utilizando hasta el 14 de junio de 1864, cuando Isabel II inauguró la Casa de la Moneda, con sede única en Madrid, en un edificio, actualmente desaparecido, situado en lo que hoy son los Jardines del Descubrimiento de la plaza de Colón.

La Casa de la Moneda de la plaza de Colón - Grabado de 1865

En 1868, con el general Serrano al frente del Gobierno Provisional, el entonces ministro de Hacienda, implantó la Peseta como moneda nacional, sustituyendo al escudo, unificando de este modo el sistema monetario español, dejando la moderna fabrica de Madrid como la única autorizada para la fabricación de moneda, lo que trajo consigo la desaparición de las otras cecas.

1 Peseta Gobierno Provisional 1869

A partir de 1868, con la acuñación de moneda centralizada en el nuevo edificio de Colón, se produce el cierre definitivo de todos los talleres de las cecas peninsulares, procediendose a la subasta de los edificios sin actividad. Se mantiene la ceca de Barcelona hasta 1870, si bien se encarga a Oeschger, Mesdach & Cia., una empresa privada de Barcelona, la exclusiva del contrato para fabricar la moneda fraccionaria de bronce. Los cospeles se realizaban en su factoría de Biache Saint-Vaast en Calais, para luego ser trasladados en tren a Marsella, y de allí en barco a Barcelona.

Real Casa de la Moneda - Plaza de Colón

La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (F.N.M.T), creada 1893 por la reina regente María Cristina de Habsburgo-Lorena,  fundiría en una sola institución la Casa de la Moneda y la Fábrica del Sello, que ya compartirían el inmueble de Colón. En 1936, durante la Guerra Civil, se crea una Casa de la Moneda en Burgos, con el objetivo de fundir los metales preciosos procedentes de los donativos que se recibían. Unas instalaciones que sufrieron sucesivos retrasos, por falta tanto de técnicos especialistas como de la maquinaria necesarios, de modo que, el primer lingote de oro no se fundiría hasta enero de 1937. El 6 de marzo de 1944 se aprueba el proyecto de construcción de una Fábrica de Papel dependiente de la F.N.M.T . en Burgos, dedicada a la emisión de billetes de banco y otros documentos de valor, unas instalaciones  que siguen funcionando en la actualidad.

La Casa de la moneda en 1970

En 1964, el edificio de Colón resultaba insuficiente para las necesidades del Estado, por lo que se decidió su traslado al numero 106 de la calle Jorge Juan, donde ha permanecido hasta el día de hoy. El edificio de Colón, pese a las numerosas opiniones en contra, fue demolido y reemplazado por los fríos e  impersonales Jardines del Descubrimiento, que serían inaugurados en 1970 por el entonces Alcalde de Madrid, Carlos Arias Navarro y el Centro Cultural de la Villa de Madrid, inaugurado en 1978.

Fabrica Nacional de Moneda y Timbre

Además de imprimir billetes de banco y sellos, la F.M.N.T. produce documentos oficiales como el DNI o el pasaporte, cartones de bingo, billetes de lotería y tarjetas inteligentes.

Las Reales Casas de la Moneda de Madrid

La sede de la calle Segovia

La antigua Ceca de Madrid estuvo situada desde 1614, en los números 23 moderno, 3 antiguo de la manzana 139 de la calle de Segovia y el 25, con el que se comunicaba desde el interior, en lo que en la actualidad es el parque de Las Vistillas, entre el Viaducto y la cuesta de los Ciegos. Estaba formada por los edificios mencionados, y por otro, situado en el número 30 de la misma calle y construido en el siglo XVII por el duque de Uceda. El edificio principal de la calle Segovia constaba de dos plantas, el bajo donde se encontraban los talleres y una planta principal, con una amplia cubierta que, como si se tratara de una mas de las “casas a la malicia”, permitía, gracias a su considerable inclinación, la existencia de una tercera altura abuhardillada, que solo era visible desde el interior o desde lo alto de la colina de Las Vistillas. Cuando estas instalaciones se mostraron inadecuadas para la instalación de la nueva maquinaria Thonelier, considerablemente mas pesada, que se había adquirido para la acuñación e impresión, tanto de monedas como de billetes, se decidió el traslado al nuevo edificio de la plaza de Colón.

El Viaducto, El palacio de Uceda y la Catedral Castrense, vistos desde la zona ocupada por la Real Casa de la Moneda hacia 1900

En el “Boletín de Ventas de Bienes Nacionales” con fecha de 17 de marzo de 1883, se anunciaba la pública subasta de la finca situada en la calle Segovia numero 23 moderno, 3 antiguo de la manzana 139, conocida por la antigua Casa de Moneda, así como del número 25. Anuncio del que a continuación os dejo un extracto.

BOLETÍN DE VENTAS DE BIENES NACIONALES. 25 de Marzo de 1883.

PROVINCIA DE MADRID.

En virtud de lo dispuesto en las leyes de 1º de mayo de 1855, 11 de Julio de 1856 e instrucciones para su cumplimiento, se sacan a pública subasta, en el día y hora que se dirá, las fincas siguientes:
Remates para el día 27 de Abril próximo, a las doce en punto de la mañana, en la tercera de las Casas Consistoriales de esta capital, calle Imperial, núm. 10, ante el Sr. Juez de Primera instancia y Escribano que correspondan.

Número 95 del inventario y 470 de orden.- Una casa en esta Corte y su calle de Segovia, señalada por el núm. 23 moderno, 3 antiguo de la manzana 139, conocida por la antigua Casa de Moneda y, procedente del Estado. Su línea de fachada a la calle de Segovia mide 48 metros y 80 centímetros, situada al Norte; la medianería de la derecha se compone de dos líneas que miden, la primera 12 metros y 50 centímetros, y la segunda 37 metros y 20 centímetros, formando entre sí un pequeño quebranto, situada al poniente, y linda con un solar cercado del Estado, y señalado con el núm. 25 de la calle de Segovia. Sobre esta superficie se halla construida la casa, que consta de planta baja y principal por la fachada de la calle de Segovia, con segundo y buhardillas en la parte interior; la planta baja distribuida en tiendas, patios y una tahona, la principal, segunda y buhardillas en habitaciones vivideras; dos escaleras, situadas a derecha e izquierda del portal, dan ingreso a los diversos cuartos en que están distribuidos los pisos. Se advierte que cesará la comunicación que tiene esta casa con el solar contiguo núm. 25 de la calle de Segovia, tabicando el comprador la puerta que comunica la casa con el citado solar, y también cesarán las demás servidumbres, sujetándose el comprador al perímetro descrito.

Ha sido tasada para su venta en 380.000 pesetas, y por la renta anual de 17.500 pesetas, capitalizadas en 315.000 pesetas. Será tipo para la subasta, la tasación.

Núm. 96 del inventario.- Un solar procedente del Estado, sito en esta Corte y su calle de Segovia, núm. 25, que tiene su fachada a la expresada calle, en una línea recta que mide nueve metros 32 centímetros, situada al Norte; la línea de la derecha mide 38 metros 85 centímetros, situada a Poniente, y linda con la casa núm. 27 de la misma calle, propia de D. Vicente Rodríguez y hermanos, la línea de la izquierda, situada a Oriente, linda con la casa señalada con el núm. 23 de dicha calle, propiedad del Estado, titulada Casa antigua de la Moneda; se compone de dos líneas, que miden la primera, a partir de la fachada, 14 metros 79 centímetros, y la segunda de 23 metros y 89 centímetro; el testero que cierra el sitio mide nueve metros 80 centímetros, situado al Sur, y linda con el terreno denominado la Montaña.

Y teniendo en cuenta su posición y demás circunstancias, ha sido tasado para la venta en 38.461 pesetas; y capitalizada de por la renta de 365 pesetas, en 6.570 pesetas. Tipo para la subasta la tasación.

Las dos fincas que quedan descritas han sido medidas y tasadas por el Arquitecto D. Isidoro Lerena y el Maestro de Obras D. Casimiro Montalvo.
Madrid 17 de Marzo de 1883 – El Comisariado principal, Domingo Guembe.

Topographia de la Villa descrita por Don Pedro Texeira. Año 1656

En el tantas veces citado plano de Texeira de 1656, podemos ver la Casa de la Moneda situada en el lugar que actualmente ocupan los jardines de las Vistillas, muy próxima al Viaducto, que por aquel entonces aun no existía.

La sede de la plaza de Colón

Plaza de Colón 2 - Casa de la Moneda

La nueva sede de la casa de la Moneda en la plaza de Colón, se construyo según un proyecto de los arquitectos Francisco Jareño y Alarcón y Nicomedes Mendívil, formado por dos pabellones gemelos de ladrillo y piedra, llamados popularmente los “Jareños”, situados en torno a un patio central, tras los cuales se situaban las naves de la fabrica. El departamento de Grabado, pasó asimismo a las nuevas instalaciones, cambiando su nombre por el de Centro Artístico de Grabado y Reproducción.

Real Casa de la Moneda -Proyecto de Francisco Jareño

La sede de Doctor Esquerdo y el Museo Casa de la Moneda

El nuevo edificio de la calle Jorge Juan se construyó con un claro estilo racionalista y funcional, con amplias dependencias. No está abierto al público, por lo que no se puede visitar. La entrada de la fachada principal situada en el numero 36 de la calle Doctor Esquerdo, permite el acceso al Museo Casa de la Moneda. Considerado como uno de los museos más importantes del mundo en su género, en sus salas se exhiben colecciones de numismática, filatelia y prefilatelia, billetes y otros medios de pago, lotería y juegos, así como la maquinaria y útiles para su fabricación empleados por la Real Casa de la Moneda a lo largo de su historia.

Museo Casa de la Moneda - Madrid

Los orígenes del Museo Casa de la Moneda hay que situarlos en el siglo XVIII y están estrechamente vinculado a la figura de Tomás Francisco Prieto, grabador general de las Casas de la Moneda de Carlos III, director de grabado en hueco de la Academia de Bellas Artes de San Fernando y fundador, en 1771, de la Escuela de Grabado en la que se formaban los futuros grabadores de las Casas de la Moneda de España e Indias. La colección de dibujos, grabados y libros antiguos, monedas y medallas que Tomás Prieto fue reuniendo, constituyeron tras su muerte, en 1783, el núcleo inicial del Museo, que se ha ido incrementando a través de sucesivas adquisiciones y donaciones.

 Carlos III - Medalla conmemorativa de la boda del principe de Asturias, el futuro Carlos IV y María Luisa de Borbón-Parma en 1765, obra de Tomás Francisco Prieto

La exposición permanente muestra en sus 17 salas, ejemplares de monedas de distintos materiales, formas y motivos, clasificados cronológicamente desde Grecia y Roma, pasando por la moneda medieval cristiana y musulmana y las acuñaciones de las casas de Austria y de Borbón, para llegar hasta nuestros días, tras pasar por las acuñaciones de la II República, la Guerra Civil y la dictadura del general Franco.

50 Reales de Felipe IV  - 1626 Centen de FelipeIII - 1609

La exposición nos muestra también, el nacimiento y desarrollo del papel moneda, los billetes, así como numerosos objetos relacionados con el mundo de la moneda, como pueden ser un arca tesorera para el transporte de caudales, la recreación de un taller medieval de acuñación, muestrarios de monedas para la aprobación real, balanzas de ensayador, maquetas, etc.

Prensa para la acuñación de moneda del Museo Casa de la Moneda

La actividad más llamativa del museo es la de acuñación manual de medallas mediante el mismo procedimiento que se usaba antiguamente. Tras la demostración, que os permitirá conocer el sistema de acuñación y grabado tradicional, os podréis llevar a casa, y por tan solo 3€, una medalla de cobre recién acuñada por empleados del museo.

La visita al museo se completa con las colecciones  de sellos y planchas de grabado, medallas religiosas y conmemorativas y la de billetes de lotería, en la que también se muestran los grabados originales, pintados a mano, de las imágenes que aparecen en los décimos.

Museo Casa de la Moneda

Museo Casa de la Moneda

Doctor Esquerdo, 36 – 28009 Madrid

http://www.museocasadelamoneda.org

Y para terminar, como anécdota y curiosidad, creo que merece la pena mencionar, que Mariano José de Larra nació en Madrid en 1809, en el edificio de la Casa de la Moneda de la calle Segovia, de la que su abuelo materno era administrador.

Mariano José de Larra

”En la antigua Casa de la Moneda de la que su abuelo paterno, Don Crispín, era administrador modelo, situado en el número 23 de la calle Segovia, con vuelta a la calle de Ramón. Casón viejo en una calle apenas urbanizada, por la que pasaba el arroyo de Pozacho y las vertientes de la Puerta Cerrada, que diariamente presenciaba con los ojos pitañosos de sus balcones, el paso de reatas de mulas, cargadas con botas de vino de la tierra, escuadrones de coraceros franceses en patrulla, grupos de vecinos mascullando canciones de Pepe Botella, partidas de rebeldes de mentirijillas formadas por chiquillos desharrapados, pregoneros de crímenes con sus cartelones de colores crudos y chillones, animeros alharaquientos portando capillitas y sacudiendo campanillazos, corchetes lacios al servicio del jefe político, vejetes moratinianos –don Hermógenes, don Eleuterio- rancios del todo, en busca de la botillería y del famoso jacarón de dos onzas de chocolate Torralba; beatillas de soplillo, vendedores de El Diario, La Gaceta…”

Hasta aquí, esta breve crónica acerca de la acuñación de moneda en la Ceca de Madrid. Dejo para otro día la historia de la Peseta, una moneda muy madrileña, aunque con raíces catalanas. Una moneda muy española.

Anuncios

Acerca de Titinet

No voy a cansaros nada mas empezar. Doy por hecho que vuestro interés no radica en mi persona, sino en lo que a partir de ahora podáis leer en este blog que nace hoy. Así que de mis 55 años de vida, os diré simplemente que soy madrileño de nacimiento y de corazón, que estudie Geografía e Historia y que aparte de la debilidad que siento por la ciudad donde nací, mi gran pasión ha sido siempre y lo seguirá siendo, viajar. Mi padre solía decir que "viajar debería de ser una asignatura obligatoria en todos los planes de estudios" y yo, desde muy pequeño comprendí cuanta razón tenia. Viajar te enriquece, te ayuda a ser mas tolerante con otras culturas, con otras religiones y te ayuda a tener una mente mas abierta y receptiva. Viajar te aporta algo que los libros y las horas de estudio, por mucho que te den, jamas podrá ser igual de enriquecedor. A lo largo de mis muy vividos 55 años, he viajado siempre que he podido, y no ha sido poco. He recorrido prácticamente toda Europa y también he tenido ocasión de viajar a Asia, África y América. Pero por mucho que haya viajado, y tengo intención de seguir haciéndolo, mi ciudad siempre sera Madrid y mi sitio siempre estará aquí. En esta ciudad que me vio nacer y que día tras día me ha ido desvelando sus secretos, contándome sus historias, sus momentos de gloria, sus éxitos, pero también sus miserias, sus dramas y sus fracasos. Una ciudad con un pasado y una historia mucho mas extensa e interesante de lo que muchos conocen. Una ciudad abierta a todos, acogedora y cosmopolita. Una ciudad con una riqueza cultural y humana capaces de sorprendernos en muchas ocasiones. Todo esto es para mi Madrid, y este blog pretende contároslo y haceros participes de la historia y las posibilidades que ofrece esta maravillosa ciudad. Espero que lo disfrutéis. Adelante. Poneos cómodos y sed bienvenidos.
Esta entrada fue publicada en Arquitectura, Barrio de Salamanca, Conservación del patrimonio, Curiosidades y Anécdotas, Guerra Civil, Historia, La Latina, Madrid de los Austrias, Monarquía, Museos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.