Cuatro historias de fantasmas

Cuando la noche cae sobre la ciudad, las historias de fantasmas parecen hacerse mas reales. La capital de España tiene muchos lugares y edificios que encierran entre sus muros historias y leyendas imposibles de comprender desde el puno de vista racional. Unas historias en muchas ocasiones espeluznantes y siniestras, que han pasado con los años a formar parte de la cultura popular de Madrid. Hoy os cuento cuatro de estas leyendas.

La misteriosa dama del baile de máscaras.

Carnaval de 1870

Nuestra primera historia se cuenta que ocurrió en el Madrid de mediados del siglo XIX durante un baile de Carnaval, en el que un joven y apuesto diplomático extranjero disfrutaba de todo lo bueno que la capital de España era capaz de ofrecer. Durante el baile, el joven cruzo su mirada con la de una bellísima joven vestida de terciopelo negro, que cubría sus ojos con un antifaz. El flechazo fue instantáneo y el joven diplomático y la enigmática mujer, que aseguraba ser condesa, bebieron y bailaron sin parar durante toda la noche. 

Salida de un baile de mascaras - José García Ramos

Y entonces, en un determinado momento de la feliz velada, la joven insistió al diplomático para que la acompañase a un lugar que quería que conociera. Pese a que solo sabia de ella que era condesa, el diplomático decidió acompañarla. El lugar que la joven queria mostrarle era la iglesía de San José situada en la calle Alcalá. Una vez en su interior, el diplomático vio cerca del altar un catafalco cerrado, en el que la misteriosa joven le aseguro que estaba su propio cadáver y que su funeral tendría lugar al día siguiente. Sin darle tiempo a reaccionar, la joven condesa desapareció y solo pudo pensar que todo lo ocurrido había sido consecuencia del alcohol, además de una broma macabra.

 Iglesia de San José

Había quedado tan impresionado por la belleza de la misteriosa joven, que era incapaz de quitarse a esa extraña mujer de la cabeza, sólo podía pensar en ella, en su mirada, en su forma de andar, en sus misteriosos ojos, en la calidez de su voz, en su seductor aroma, que a primera hora de la mañana decidió regresar a San José para asegurarse de que todo lo ocurrido la noche anterior no habían sido nada mas que imaginaciones suyas. Y entonces, al llegar a la altura de la iglesia, vio un numeroso grupo de personas frente a la puerta, y la curiosidad mato al gato, el diplomático se acercó para ver lo que ocurría y al entrar, pudo comprobar que se trataba de la celebración de una misa de difuntos.

La dama misteriosa dama del antifaz

Al ver el ataúd aun sin cerrar no pudo resistir la tentación de mirar, y en ese mismo instante sintió como la sangre dejaba de circular por sus venas, dentro de aquel ataúd, con el mismo vestido de terciopelo negro que había llevado la noche anterior, estaba la misteriosa y joven dama. Por fin la había encontrado. Preguntó a unos y a otros quien era aquella hermosa mujer y cuando le respondían que era la joven condesa de… y que había fallecido repentinamente el día anterior no podía dar crédito a lo que escuchaba, estaba seguro de que la había conocido en el baile de mascaras y habían estado bailando hasta el amanecer. Todos le miraban como si hubiese perdido la razón, mientras le aseguraban que era imposible, ya que el fallecimiento de la hermosa y misteriosa condesa se había producido el día anterior antes de que la noche cayera sobre Madrid.

La Iglesia de San José en el Plano de Pedro Teixeira de 1656

El joven, ante todas estas revelaciones, perdió la razón y salió huyendo de la iglesia de San José como si le hubiera poseído el mismísimo Lucifer, corriendo y gritando como un loco hasta perderse por las calles de Madrid. Lo mas probable es que jamas quisiera regresar a Madrid.

Los espectros de la Puerta de Moros.

Plaza del Humilladero 2

En la Edad Media, más o menos situada en lo que es hoy la Plaza del Humilladero y la plaza de los Carros, junto a la iglesia de San Andrés, se hallaba la Puerta de Moros, una de las puertas de acceso a Madrid por la que solo  podían pasar los musulmanes y los judíos para dirigirse a sus barrios, y es en esta zona del Madrid más antiguo, donde tiene lugar la primera de las historias de hoy.

Plaza de los Carros hacia 1900

Cuenta la leyenda que, un buen día en los alrededores de esta puerta, se comenzaron a escuchar tras caer la noche sobre Madrid, llantos, lamentos, gritos desgarradores y extraños ruidos para los que no se hallaba explicación alguna. Los cristianos, temerosos de que todo fuera un acto de las fuerzas del maligno, atribuyeron estos sonidos inexplicables a las almas en pena muertas sin bautizar, hasta el punto de que los mas temerosos pusieron una cruz sobre la puerta y sobre las puertas de sus casas de sus casas, con el fin de liberar a las almas que vagaban en pena profiriendo desgarradores lamentos. Todo fue inútil, no solo no consiguieron que los llantos cesaran sino que estos día a día crecieron en intensidad y frecuencia. Y entonces, un buen día los vecinos de la zona vieron aterrados como tres espectros atravesaban la puerta cerrada susurrando entre los llantos y lamentos de costumbre un nombre casi ininteligible. La leyenda termina cuando los vecinos, tras innumerables noches de insomnio y terror, consiguieron averiguar el nombre para descubrir que se trataba de un vecino del barrio que, acosado y amenazado por los vecinos y aterrado los tres espectros acabo por confesar que el hambre le había llevado a matar y devorar a tres de sus cinco hijos.

La Puerta de Moros en el Plano de Pedro Teixeira de 1656

El culpable fue condenado a recibir 200 azotes en presencia de todo el vecindario, pero falleció antes de que se cumpliera el castigo. Por supuesto, tras la muerte del filicida, los espectros no volvieron a aparecer. Se había hecho justicia.

Los fantasmas del Palacio Cañete.

Palacio de Cañete 2

Nuestra siguiente historia nos acerca hasta el número 69 de la calle Mayor, donde se encuentra el Palacio del marqués de Cañete, actual sede de la Casa Sefarad, un edificio lleno de historia y de leyendas, incluida la que os voy a contar a continuación, una historia de fantasmas y almas en pena reclamando justicia desde el otro mundo. Corría el año 1654 y reinaba en España Felipe IV, el Rey Planeta, cuando por todo Madrid corrió de boca en boca el rumor de que este edificio, muy cercano al Real Alcázar, estaba habitado por fantasmas. El marqués había aparecido un aciago día atravesado por una espada, tras una reunión con el clérigo Antonio Amada. El religioso fue condenado a muerte y su mano amputada, se colgó a la puerta principal del palacio para que sirviera de escarmiento. 

Palacio de Cañete 6 Palacio de Cañete 1

A partir de ese momento los fenómenos extraños carentes de cualquier explicación lógica, comenzaron a sucederse, muebles que se movían solos, golpes misteriosos, lámparas que se encendían y se apagaban y aseguraban que en el silencio de la noche madrileña habían podido escuchar aterrados pisadas que recorrían los corredores del palacio, entre lamentos y desgarradores alaridos que clamaban por la detención del verdadero asesino y las apariciones del clérigo, que se aparece a los suyos para hacerles saber que él no había asesinado al aristócrata y del Marqués de Cañete, vagando como alma en pena por su palacio a la espera de que se hiciera justicia. Todo se aclaro, cuando un antiguo sirviente del marqués confesó en su lecho de muerte que él había sido el asesino, al enterarse que el marqués había intentado seducir a su esposa.

El Palacio de Cañete en el Plano de Pedro Teixeira de 1656

Los fenómenos extraños, los desgarradores alaridos, los pasos en el silencio de la noche… Todo cesó por completo cuando se supo la verdadera identidad del asesino. La justicia humana no había llegado a tiempo, pero se encargaría la justicia divina. El alma del marqués de Cañete podía, por fin, descansar en paz.

La espeluznante historia de María de Cárdenas.

Plaza de Santo Domingo y Convento de Santo Domingo el Real -  Louis Meunier

Terminaremos nuestro recorrido en compañía de algunos de los fantasmas mas conocidos de Madrid en la plaza de Santo Domingo, donde desde el siglo XIII se encontraba uno de los conventos más importantes de Madrid:  el Convento de Santo Domingo el Real, habitado por religiosas dominicas. Y fue entre sus paredes donde, según cuanta la leyenda, tuvieron lugar los espeluznantes hechos que paso a relataros a continuación.

Interior del Convento de Santo Domimgo el Real

Corría el siglo XV hacia su fin, cuando doña María de Cárdenas, esposa de un biznieto del infante Don Juan de Castilla fallecía en Madrid, siendo enterrada en la cripta que había en el convento de Santo Domingo reservada para los familiares y descendientes de del infante castellano. Tras el sepelio de María de Cardenas y desde esa misma noche, la paz del convento se vio alterada por terribles aullidos y golpes que procedían de la cripta, pero a las aterrorizadas religiosas en ningún momento se les paso por la cabeza bajar para comprobar cual era la razón de aquello gritos desgarradores, simplemente pensaron que se trataba del alma de María que penaba por sus pecados. Durante días las religiosas vivieron angustiadas y aterrorizadas por aquellos terribles gritos que se escuchaban por todo el convento. Rezaron, encendieron velas y se encomendaron a todos los santos rogando por el descanso eterno del alma de la difunta. Cuando por fin cesaron los gritos y los golpes y la paz regresó al convento, las monjas creyeron que sus oraciones habían sido escuchadas y el alma de María de Cárdenas por fin descansaba en paz.

Demolición del Convento de Santo Domingo el Real - Grabado de 1869

Pocos meses después, el esposo de María de Cardenas llegó a Madrid para visitar la cripta donde se hallaba enterrada su esposa y orar por su descanso eterno, ya que no había podido estar junto a ella en su lecho de muerte, ni durante el entierro, pero al abrir la cripta, la escena que se encontraron fue realmente terrorífica y espeluznante, María de Cárdenas yacía muerta en el suelo, con la mortaja hecha jirones, mientras su rostro mostraba una expresión de auténtico horror. No se trataba del alma en pena de la difunta, María de Cárdenas, victima de un estado de catalepsia, había sido enterrada viva.

Convento de Santo Domingo el Real en el Plano de Pedro Teixeira de 1656

Las monjas, horrorizadas por lo sucedido no pudieron hacer otra cosa que redoblar sus oraciones por el descanso eterno del alma de María de Cardenas.

Anuncios

Acerca de Titinet

No voy a cansaros nada mas empezar. Doy por hecho que vuestro interés no radica en mi persona, sino en lo que a partir de ahora podáis leer en este blog que nace hoy. Así que de mis 55 años de vida, os diré simplemente que soy madrileño de nacimiento y de corazón, que estudie Geografía e Historia y que aparte de la debilidad que siento por la ciudad donde nací, mi gran pasión ha sido siempre y lo seguirá siendo, viajar. Mi padre solía decir que "viajar debería de ser una asignatura obligatoria en todos los planes de estudios" y yo, desde muy pequeño comprendí cuanta razón tenia. Viajar te enriquece, te ayuda a ser mas tolerante con otras culturas, con otras religiones y te ayuda a tener una mente mas abierta y receptiva. Viajar te aporta algo que los libros y las horas de estudio, por mucho que te den, jamas podrá ser igual de enriquecedor. A lo largo de mis muy vividos 55 años, he viajado siempre que he podido, y no ha sido poco. He recorrido prácticamente toda Europa y también he tenido ocasión de viajar a Asia, África y América. Pero por mucho que haya viajado, y tengo intención de seguir haciéndolo, mi ciudad siempre sera Madrid y mi sitio siempre estará aquí. En esta ciudad que me vio nacer y que día tras día me ha ido desvelando sus secretos, contándome sus historias, sus momentos de gloria, sus éxitos, pero también sus miserias, sus dramas y sus fracasos. Una ciudad con un pasado y una historia mucho mas extensa e interesante de lo que muchos conocen. Una ciudad abierta a todos, acogedora y cosmopolita. Una ciudad con una riqueza cultural y humana capaces de sorprendernos en muchas ocasiones. Todo esto es para mi Madrid, y este blog pretende contároslo y haceros participes de la historia y las posibilidades que ofrece esta maravillosa ciudad. Espero que lo disfrutéis. Adelante. Poneos cómodos y sed bienvenidos.
Esta entrada fue publicada en Historia, La Latina, Madrid de los Austrias, Misterios y leyendas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.