¡¡¡Lagarto lagarto!!!

Este edificio de viviendas, situado en el número 1 de la calle Mejía Lequerica, es una de las mejores muestras de la arquitectura modernista en Madrid. El edificio sigue las directrices del estilo Secesión austriaco liderado por Otto Wagner, mucho menos recargado que el francés o el belga, por lo que en su fachada se pueden observar un gran número de elementos decorativos caracterizados por su sencillez geométrica y su simetría, que nos recuerdan a la Loos Haus de Viena. La fachada era originalmente blanca, hasta que en una rehabilitación realizada el año 2008 fue pintada en el color amarillo que podemos ver actualmente.

Benito González del Valle 

Destinado a viviendas de alquiler, fue proyectado y construido entre 1911 y 1912 para José María Creus y Anduaga por Benito González del Valle, arquitecto del Ayuntamiento de Madrid y restaurador del Museo del Prado, que entre el modernismo y el racionalismo que habría de imponerse años más tarde, creó un muro de líneas curvas donde ni siquiera están presentes los clásicos balcones y miradores madrileños.

Casa de Los Lagartos Chueca & Malasaña (30)

A la hora de proyectar este singular edificio, el arquitecto se encontró con un solar de forma irregular con tan solo cinco metros de profundidad en el lateral mas ancho, lo que dio como resultado un edificio once veces más largo que ancho, con unas fachadas laterales que dan a las calles de Hortaleza y San Mateo, casi ridículas. Sus bandas esgrafiadas decorando la fachada y los magníficos lagartos encaramados a la cornisa, como si intentaran llegar hasta la azotea lo hacen realmente único.

Casa de Los Lagartos Casa de Los Lagartos

Las poco habituales proporciones del solar, obligaron a situar la escalera principal en el centro con dos únicas viviendas en cada una de sus cinco plantas, locales comerciales en la planta baja y dos estudios en la azotea. Precisamente estos estudios, situados sobre el cuerpo central para aprovechar mejor la luz, estuvieron a punto de ser la causa de que el arquitecto municipal denegase la licencia de construcción del edificio por superar la altura máxima permitida por las ordenanzas y no estar retranqueados.

Alzado de la Casa de los Lagartos

El edificio, construido por la Sociedad Constructora Cuesta y Larrea, carece de patios interiores y todas las estancias, incluidos los baños y las cocinas, están abiertas al exterior a través de un gran numero ventanas, cuya cantidad y forma fueron posibles gracias a la estructura metálica del edificio, siendo uno de los primeros edificios de viviendas en utilizar este método de construcción, que no se generalizaría en Madrid hasta algunos años mas tarde, ya que por aquel entonces estaba reservado para la arquitectura industrial y los edificios de lujo.

Casa de Los Lagartos Casa de Los Lagartos

Pese a haber sido poco prolífico, González del Valle nos dejó en Madrid varias obras realmente sobresalientes en las que fue precursor del enriquecimiento del estilo ecléctico con elementos claramente modernistas. Así, con anterioridad a la Casa de los Lagartos, construyó entre 1902 y 1905 varios edificios de viviendas en las calles Ortega y Gasset, Ruiz de Alarcón y Espalter.

Chueca & Malasaña (22) Chueca & Malasaña (158)

 Para terminar, creo que merece la pena destacar que los lagartos, junto con otros reptiles, no solo fueron utilizados en algunos de los edificios más representativos del llamado estilo Modernista, Art Nouveau o Secesión, según estemos en España, Francia o Austria, sino que también fueron empleados con frecuencia por los principales artistas modernistas para el diseño de esculturas, espectaculares joyas o magníficas piezas de artes decorativas.

Cartier - Serpiente Cartier - Cocodrilos

 Respecto a los lagartos que dan nombre a la casa, no son salamandras, salamanquesas o lagartijas, como frecuentemente se ha afirmado, sino lagartos ocelados (Timon Lepidus), una especie muy frecuente en la Península Ibérica. Lo que si que son salamandras son los reptiles que se pueden ver en el edificio sede de la Secesión vienesa, proyectado por el arquitecto Austriaco Joseph Maria Olbrich. Tal vez de ahí proceda el equívoco.

Lagarto Ocelado 2

 La Casa de los Lagartos es uno de los edificios mas modernos y audaces que se construyeron en el Madrid de principios del siglo XX, un edificio, que de haber sido construido en Viena, París o Barcelona, seria hoy día mucho mas conocido, como también lo sería su creador.

 La otra Casa de los Lagartos

Conde de Romanones 14 - 01

 En el numero 14 de la calle del Conde de Romanones, entre las plazas de Jacinto Benavente y Tirso de Molina, se puede ver esta original fachada, un homenaje a  M.C. Escher, un artista que se hizo famoso por sus dibujos y grabados que parecen sacados de los sueños. Sus grabados xilográficos y litográficos sobre figuras imposibles, teselados y mundos imaginarios le permitían jugar con una realidad que para Escher parecía no tener límites.

Conde de Romanones 14 - 03 Conde de Romanones 14 - 02

Hace ya algunos unos años, se decidió hacerle un lavado de cara al edificio y el encargado de ello, Julio Barbero, propietario de una empresa especializada en la rehabilitación de fachadas, encontró la inspiración en la obra ”Desarrollo I” del artista holandés, una xilografía del año 1937. En la fachada vamos viendo como lo que, en un principio y a la altura de la segunda planta parecen ser azulejos verdes y blancos, se va transformando a medida que subimos la vista hacia las plantas superiores, hasta convertirse en unos pequeños lagartos. Una transformación sorprendente, lograda mediante la técnica del  esgrafiado, que se realiza con dos capas de colores, para posteriormente, rascando la superior sacar a la luz la inferior.

Escher - Desarrollo I

Seguramente, M.C. Escher nunca imaginó que una de sus obras podría terminar en la fachada de un edificio situado en pleno corazón de la capital de España.

Anuncios

Acerca de Titinet

No voy a cansaros nada mas empezar. Doy por hecho que vuestro interés no radica en mi persona, sino en lo que a partir de ahora podáis leer en este blog que nace hoy. Así que de mis 55 años de vida, os diré simplemente que soy madrileño de nacimiento y de corazón, que estudie Geografía e Historia y que aparte de la debilidad que siento por la ciudad donde nací, mi gran pasión ha sido siempre y lo seguirá siendo, viajar. Mi padre solía decir que "viajar debería de ser una asignatura obligatoria en todos los planes de estudios" y yo, desde muy pequeño comprendí cuanta razón tenia. Viajar te enriquece, te ayuda a ser mas tolerante con otras culturas, con otras religiones y te ayuda a tener una mente mas abierta y receptiva. Viajar te aporta algo que los libros y las horas de estudio, por mucho que te den, jamas podrá ser igual de enriquecedor. A lo largo de mis muy vividos 55 años, he viajado siempre que he podido, y no ha sido poco. He recorrido prácticamente toda Europa y también he tenido ocasión de viajar a Asia, África y América. Pero por mucho que haya viajado, y tengo intención de seguir haciéndolo, mi ciudad siempre sera Madrid y mi sitio siempre estará aquí. En esta ciudad que me vio nacer y que día tras día me ha ido desvelando sus secretos, contándome sus historias, sus momentos de gloria, sus éxitos, pero también sus miserias, sus dramas y sus fracasos. Una ciudad con un pasado y una historia mucho mas extensa e interesante de lo que muchos conocen. Una ciudad abierta a todos, acogedora y cosmopolita. Una ciudad con una riqueza cultural y humana capaces de sorprendernos en muchas ocasiones. Todo esto es para mi Madrid, y este blog pretende contároslo y haceros participes de la historia y las posibilidades que ofrece esta maravillosa ciudad. Espero que lo disfrutéis. Adelante. Poneos cómodos y sed bienvenidos.
Esta entrada fue publicada en Arquitectura, Chueca, Conservación del patrimonio, Pintura. Guarda el enlace permanente.