Mercados de Madrid. El pulso de una gran ciudad.

Los mercados son el alma y el estómago de cualquier ciudad y Madrid no iba a ser menos. Cada mañana los mercados de la capital ponen al alcance de los madrileños y visitantes una inmensa oferta comercial, con todo tipo de productos de la mejor calidad. Pocas actividades nos pueden proporcionar una forma más rápida y eficaz de sentir y medir el pulso de una ciudad, las épocas de crisis económica o de bonanza, el día a día de la vida de sus habitantes, sus expresiones más típicas o su cultura gastronómica, que una visita a cualquiera de sus mercados. 

Olvidémonos de los supermercados y de los hipermercados de las grandes superficies, por supuesto de las tiendas de los chinos y olvidémonos también de esas tiendas abiertas 24 horas, donde lo más que conseguiréis será salir de un apuro, aunque las más de las veces mal y caro. La única alternativa válida son los tradicionales ultramarinos y mantequerías de barrio, por desgracia cada vez más escasos. ¿Os acordáis de Mantequerías Leonesas?

Mantequerías Leonesas

Así que, hoy voy a hablaros de los mercados tradicionales de los barrios madrileños, no de esos novísimos y “supercool” mercados de la cultura gourmet que se han puesto tan de moda últimamente. Unos mercados que a mí personalmente, aunque algo caros, me gustan bastante, pero que considero mas bien como lugares de encuentro pensados para tomar una copa, picar algo y socializar, algo imprescindible en la inmensa soledad de la gran ciudad.

Visitad alguno de los mercados de barrio de Madrid y descubriréis mucho más de lo que imaginabais.

Un poco de historia

Plaza Mayor de madrid - Juan de la Corte (1623) Plaza de La Cebada

En los siglo XVI y XVII existían dos puntos principales, a los que los madrileños acudían a diario en busca de alimentos y todo tipo de artículos llegados a la capital desde todas las provincias del Reino: la zona plaza Mayor y los alrededores de la plaza de La Cebada. La primera estaba especializada en la carne y los productos de la huerta, mientras que la segunda se dedicaba a los cereales, las legumbres y los productos del cerdo. Al no existir edificios que albergaran físicamente estos mercados, en la mayor parte de las calles cercanas surgieron todo tipo de puestos de venta ambulante y también las primeras tiendas. Poco cambiaron las cosas hasta el siglo XIX, en el que los madrileños aun compraban directamente en la calle, donde las mercancías se apilaban y se ofrecían sin ningún tipo de medidas higiénicas, lo que era causa de epidemias y enfermedades de modo continuo.

Alfonso XII - 25 pesetas

Sería el Rey Alfonso XII quien impulsaría la creación de los primeros mercados de la capital, construidos inicialmente con hierro y cristal, para más adelante ser tristemente sustituidos por espantosas moles de cemento y hormigón. Estos primeros mercados estables de la capital sirvieron para poner orden y concierto al caos de la venta callejera imperante hasta entonces. Los primeros mercados de Madrid fruto del impulso del monarca fueron los de La Cebada y los Mostenses (ambos de 1875), el de Chamberí (1876) y el de la Paz (1879).

II República

Durante la II República el Ayuntamiento de Madrid puso en marcha el Plan General de Mercados, que permitió la construcción la lonja de pescado (1934) y la de frutas y verduras (1935) en Legázpi así como los mercados de barrio de Olavide, que sustituyó al original de hierro y cristal con cubierta de zinc inaugurado en 1876, Vallehermoso y Torrijos.

Escudo de España durante el régimen del general Franco

En la posguerra, pese a la grave situación económica en que se encontraba sumida la España del régimen del general Franco y la carencia de alimentos y artículos de primera necesidad, se construyeron o reconstruyeron 16 nuevos mercados, como los de Antón Martín (1941), San Fernando (1944) y San Antón (1946). En la actualidad Madrid cuenta con cerca de 50 mercados repartidos por toda la ciudad y un gran mercado central, que ha llegado a ser el mayor mercado de alimentos perecederos de toda Europa: Mercamadrid

Mercado de la Cebada

Mercado de la Cebada 3

Situado en el distrito centro, este mercado se levanto siguiendo el modelo del Mercado de Les Halles en París, obra del arquitecto Víctor Baltard, según un proyecto del arquitecto Mariano Calvo. Un moderno edificio con estructura de hierro y cristal de planta irregular y dos alturas con una superficie total de 6.323 metros cuadrados. Fue inaugurado por el Rey Alfonso XII el 11 de junio de 1875, para finalmente ser derribado de manera absurda en 1956 y construir en su lugar esa espantosa mole de cemento que es el actual mercado de la Cebada, uno de los mercados de abastos más grandes de Madrid.

Mercado de la Cebada 6

La historia comienza en el siglo XVI cuando en la zona se encontraba una de las puertas de entrada a la ciudad, la puerta de Moros, en la que se encontraba el principal punto de venta de cereales y legumbres procedentes de los campos de ambas Castillas. Su nombre se debe a que era en en este mercado, entonces aun al aire libre, donde se separaba la cebada destinada a la Yeguada Real de la de los regimientos de caballería y de la destinada al resto de los madrileños.

 Mercado de La Cebada La Cebada

Sin duda, y a pesar del espantoso edificio actual, es un lugar que merece la pena visitar, a la espera de que el Ayuntamiento de Madrid de luz verde a la construcción del nuevo edificio destinado a albergar “la nueva Cebada”. Unas obras que comenzaron con el derribo de las instalaciones deportivas existentes y que llevan paralizadas desde 2006.

mercado-cebada-011

El proyecto aprobado, propone la creación de una plaza interior ajardinada y la instalación en su cubierta de un parque y un mirador evocadores de los ondulantes campos castellanos destinados al cultivo de la Cebada. De llegar a buen termino las obras, esperemos que así sea, Madrid disfrutará de un espacio realmente singular y de un pulmón verde en pleno centro.

Mercado de los Mostenses

Mercado de Los Mostenses

Situado, en la Plaza de los Mostenses a espaldas de la Gran Vía, es uno de los mercados más veteranos de Madrid, construido en el año 1946, para sustituir al mercado original construido siguiendo el mismo concepto arquitectónico del mercado de la Cebada, que fue derribado con motivo de las obras de la Gran Vía en los años 20.

Mercado Mostenses

En el Mercado de los Mostenses no nos encontraremos ante el clásico mercado madrileño, los rotulos en chino, los mil y un colores de los productos orientales, las montañas de pak choy, melones de invierno o pepinos amargos y los puestos de productos latinoamericanos lo dejan bien claro desde el mismo instante en el que entramos. En este mercado tienen cabida productos de los 5 continentes, entre los que podremos encontrar desde caviar iraní a la más exótica fruta tropical procedente de Sudamérica.

Asadero Miguel Angel Mercado de Los Mostenses (2)

Justo en la entrada, una panadería ofrece especialidades bolivianas, ecuatorianas y argentinas y en uno de los rincones mas escondidos hay un asador ecuatoriano-peruano en el que apenas caben 4 taburetes frente a la barra. El tamal de pollo y verduras, las humitas elaboradas con choclo fresco triturado y rellenas de queso, los bolones de plátano macho amasado con chicharrones, los diferentes ceviches o las carnes a la brasa son algunos de los manjares que se pueden saborear en el Asadero Miguel Angel. Y por último, Lili Xu ofrece auténtica cocina Chifa de la comunidad china asentada en Perú, con unos precios mas que razonables. Su arroz chaufa, su caldo de camote, sus cau-cau, su mondonguito o su chicharrón de pescado bien merecen una visita a este mercado diferente.

Mercado de Antón Martín

Mercado de Antón Martín

Inaugurado en el año 1941, el Mercado de Antón Martín esta en Lavapies, junto al Cine Doré, sede de la Filmoteca Española, cuenta con más de 80 locales, entre puestos interiores y tiendas exteriores. Un edificio de tres alturas que alberga principalmente establecimientos especializados en frutas y verduras, carnes y derivados, pescados, mariscos, ultramarinos, lacteos … Su oferta se complementa con la de los locales especializados en moda, complementos y equipamiento para el hogar y la hostelería. Como curiosidad, en su 3ª planta se encuentra la escuela de baile “Amor de Dios”, dedicada a la enseñanza de baile español y fundada en 1953 como local de ensayo para la compañía de Antonio “el Bailarín”.

Mercado de Antón Martín (2)

Desde el año 2003 al 2011, dentro del Plan de Innovación y Transformación de los Mercados Municipales, se han acometido en el mercado importantes obras de acondicionamiento y mejora de las instalaciones, en las que se han invertido alrededor de 272.000 euros, de los que cerca de 82.000 euros han sido aportados por el Ayuntamiento de Madrid. ¡¡¡Que menos!!!

Mercado de Chamartín

Mercado de Chamartín

El Mercado de Chamartín se encuentra en la calle Bolivia, 9 esquina con Potosí y fue inaugurado en diciembre de 1962. Un edificio de planta trapezoidal, remodelado recientemente, con tres plantas de una superficie aproximada de 1.575 metros cuadrados cada una, de las que las dos superiores están dedicadas a la actividad comercial con carnicerías, charcuterías, casquerías, frutas y verduras, ultramarinos, aves, huevos y caza, pescaderías, marisquerías, congelados, panaderías, pastelería, hostelería, reparación de calzado, cuadros y marcos, ferretería…

Raza Nostra - Mercado de Chamartín 

Un total de 72 puestos y locales entre los que destacaría: Raza Nostra y las carnes de las mejores razas de España y uno de los pocos sitios dende podemos encontrar la exquisita y carísima carne de buey de Kobe, Carnes Cesáreo Gómez, otra de las grandes carnicerías de Madrid, Peña Delicatessen, con sus productos ibéricos y quesos, Pescadería Prieto, con un vivero en el propio Mercado, además de salazones, ahumados, bacalao… o Frutas Charito, donde encontraréis las mejores frutas nacionales y de importación. Productos de gran calidad, algunos difíciles de encontrar en otros mercados. 

Mercado de San Fernando

Mercado de San Fernando

Situado en el castizo barrio de Lavapiés, fue construido tras la Guerra Civil como una alternativa más higiénica al mercado al aire libre que hasta entonces existía en la plaza de la Corrala. Se inauguró en 1944 con  fachadas de estilo monumental, claramente inspiradas en la arquitectura mas característica de la época de los Austrias, tan de moda durante los primeros años del regimen del general Franco. Su estructura se articula mediante una estructura de seis bóvedas rebajadas que permiten una perfecta iluminación y ventilación del espacio. El año 2007, la planta superior se cerro para construir un ambulatorio de la Seguridad Social, realmente necesario en la zona y finalmente, en 2011, fue revitalizado por la propia gente del barrio y los comerciantes que decidieron alquilar los puestos vacíos a unos precios muy razonables. Entre sus puestos se puede encontrar prácticamente de todo: frutas y verduras, carnes, pescados, chardutería, bebidas, restauración, encurtidos, productos ecológicos y bio, cervezas de todo tipo, aceite, vinos, quesos, comida vegetariana… Las mañanas de los fines de semana se celebran conciertos y varios Djs amenizan las compras de los clientes.

La Casquería - Mercado de San fernando

Entre las opciones mas curiosas que ofrece el Mercado de San Fernando destacan La Casquería, una librería al peso donde podreis comprar 1 kilo de libros por 10€, La Huerta del Sol, un puesto gestionado por una cooperativa de productos ecológicos surgida de la Asamblea de Desempleados durante el 15M, La Siempre LLena, que ofrece vino y aceite a granel, adquirido directamente en cooperativas de Madrid Toledo y Jaén, en botellas de cristal reutilizables, La buena pinta y sus cervezas artesanales o el puesto de quesos y conservas de Los Panchitos del Frente.

Mercado de Maravillas

Mercado de Maravillas

El Mercado de Maravillas está situado en el numero 106 de la calle de Bravo Murillo, en el mismo lugar donde en el siglo XIX se encontraba una fábrica de papeles pintados llamada Las Maravillas, que fue adquirida por los Hermanos de las Escuelas Cristianas en agosto de 1889, para fundar un Noviciado de advocación Mariana que años más tarde se trasladaría a la población de Budejo (Burgos), pasando a ocupar el solar a partir de septiembre de 1911 el Colegio de Ntra. Sra. de Las Maravillas.

Incendio del Colegio de Nuestra Señora de Las Maravillas durante la II República

El 11 de Mayo de 1931, justo un mes después de iniciarse la Segunda Republica en España, un incendio provocado destruyó por completo el colegio y en 1933, el entonces Alcalde de Madrid, Don Pedro Rico López encargó a Pedro de Muguruza el proyecto de construcción de un Mercado Municipal que por sus dimensiones sería el más importante de la capital y el más grande  de Europa.

Mercado de Maravillas - Bravo Murillo

Se trata de un edificio  de 20.000 m2 repartidos en 2 plantas, con la planta baja destinada a usos comunes y servicios y la planta comercial, con 8.800m2, situada a 2 metros sobre la entrada principal de la calle Bravo Murillo. Originalmente existía una gran escalera en el hall de entrada con el solado de terrazo de diferentes colores con la fecha de su inauguración. La fachada es de ladrillo visto colocado a hueso, con una importante marquesina en voladizo de hormigón armado, y la planta baja porticada con pilares chapados con granito gris y cristal. Destaca la cubierta en forma de sierra, con ventanales acristalados orientados al norte lo que proporciona una perfecta iluminación al interior. En el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, en vigor desde 1985, el edificio del Mercado de Maravillas aparece catalogado, con un nivel de protección 3, donde hay que conservar el estado actual de todas las fachadas y de todos los elementos singulares como las escalas. Esperemos que así sea.

Mercado de Maravillas - La Boutique del Mar Mercado de Maravillas - Quesos

Además de los puestos dedicados a la alimentación hay locales de arreglo de ropa o zapatos, banco, tintorería, despacho de loterías o tiendas de flores. Una gran variedad de productos de gran calidad a unos precios realmente razonables. Realmente merece la pena acercarse para hacer la compra.

Mercado de la Paz

Mercado de la Paz

El Mercado de la Paz está situado en la calle de Ayala, 28. Su inauguración tuvo lugar el 4 de octubre de 1879, gracias al empeño y el impulso de los empresarios y banqueros catalanes Manuel y Jaime Girona y Agrafel, que vieron claramente la importancia de satisfacer las necesidades de abastecimiento de un barrio creado por el marques de Salamanca tan solo 20 años antes. El arquitecto encargado de su construcción, realizada como todos los mercados de la época en hierro y cristal, del fue Antonio Ruiz de Salces y contaba con 120 puestos, casi todos alquilados antes de la apertura del mercado, distribuidos en 4 manzanas centrales y 4 laterales, con un amplio espacio destinado a  la circulación de los clientes.

Cabecera de El Imparcial

La inauguración, según el diario El Imparcial, convocó a “mucha y muy distinguida concurrencia, que fue obsequiada con un espléndido buffet”. Entre los asistentes, el mencionado diario cita al por aquel entonces alcalde de Madrid, Francisco Caballero y Rozas, marqués de Torneros, al presidente de la diputación, Dionisio Lopez Roberts, conde de la Romera y al general José Serrano y su esposa. Unos actos que finalizaron con fuegos artificiales y la música interpretada por la Real Banda del Cuerpo de Artillería.

Mercado de La Paz - Puesto

El Mercado de la Paz fue profundamente remodelado en los años cuarenta del siglo pasado y en los ochenta se recuperó la estructura de hierro y se modernizaron las instalaciones. Hoy en día es uno de los mercados mas conocidos de la capital, no sólo por estar situado en pleno corazón del  exclusivo barrio de Salamanca, sino también por la calidad de los productos que ofrece, clientela manda, y porque ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, sin perder nada de su personalidad como les ha ocurrido a otros, buena prueba de ello es la reciente apertura del restaurante Artigiano de la Pasta dentro del mismo mercado, donde se pueden saborear los mejores platos de la gastronomía italiana.

El último en llegar: Mercado de Barceló

Aún no esta inaugurado, pero el flamante edificio de cristal del nuevo mercado de Barceló y el Centro Polivalente Barceló, que albergara un polideportivo y una biblioteca de gestión municipal, abrirá sus puertas al público el ya cercano septiembre de 2014, según se acordó recientemente en una reunión entre representantes de los comerciantes y la Coordinación del Área de Economía del Ayuntamiento de Madrid.

Salesas (2) Salesas (7)Salesas (6)

Un edificio de 7.150 metros cuadrados proyectado por los arquitectos Enrique Sobejano y Fuensanta Nieto, con 80 puestos distribuidos en cuatro niveles. Un edificio singular con entrada por calle Mejía Lequerica, integrado por dos volúmenes bien diferenciados en los que se sitúan separados el mercado, el polideportivo y la biblioteca. La planta superior de la instalación deportiva estará conectada con la cubierta del mercado y sera utilizada  como plaza pública y mirador. Como curiosidad, creo que merece la pena mencionar que en el mercado de Barceló se inauguro en octubre de 1937, en plena Guerra Civil, el primer supermercado de España. Estaremos atentos a la fecha definitiva  de apertura.

Hasta aquí este recorrido por los mercados mas tradicionales de Madrid, de los que algunos nada tienen que ver con los mercados originales del siglo XIX, tristemente desaparecidos en aras del progreso. Un recorrido lleno de colores, olores, sabores , texturas y sonidos, que nadie que quiera conocer lo mas cotidiano de la capital de España debería perderse. 

Anuncios

Acerca de Titinet

No voy a cansaros nada mas empezar. Doy por hecho que vuestro interés no radica en mi persona, sino en lo que a partir de ahora podáis leer en este blog que nace hoy. Así que de mis 55 años de vida, os diré simplemente que soy madrileño de nacimiento y de corazón, que estudie Geografía e Historia y que aparte de la debilidad que siento por la ciudad donde nací, mi gran pasión ha sido siempre y lo seguirá siendo, viajar. Mi padre solía decir que "viajar debería de ser una asignatura obligatoria en todos los planes de estudios" y yo, desde muy pequeño comprendí cuanta razón tenia. Viajar te enriquece, te ayuda a ser mas tolerante con otras culturas, con otras religiones y te ayuda a tener una mente mas abierta y receptiva. Viajar te aporta algo que los libros y las horas de estudio, por mucho que te den, jamas podrá ser igual de enriquecedor. A lo largo de mis muy vividos 55 años, he viajado siempre que he podido, y no ha sido poco. He recorrido prácticamente toda Europa y también he tenido ocasión de viajar a Asia, África y América. Pero por mucho que haya viajado, y tengo intención de seguir haciéndolo, mi ciudad siempre sera Madrid y mi sitio siempre estará aquí. En esta ciudad que me vio nacer y que día tras día me ha ido desvelando sus secretos, contándome sus historias, sus momentos de gloria, sus éxitos, pero también sus miserias, sus dramas y sus fracasos. Una ciudad con un pasado y una historia mucho mas extensa e interesante de lo que muchos conocen. Una ciudad abierta a todos, acogedora y cosmopolita. Una ciudad con una riqueza cultural y humana capaces de sorprendernos en muchas ocasiones. Todo esto es para mi Madrid, y este blog pretende contároslo y haceros participes de la historia y las posibilidades que ofrece esta maravillosa ciudad. Espero que lo disfrutéis. Adelante. Poneos cómodos y sed bienvenidos.
Esta entrada fue publicada en Arquitectura, Conservación del patrimonio, Curiosidades y Anécdotas, Gastronomía, Gran Vía, Guerra Civil, Historia, La Latina, Lavapies, Monarquía y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.