Tras las Huellas de Mariano Benlliure.

Un breve apunte biográfico.

Benlliure hacia 1902

Mariano Benlliure nació en el barrio del Carmen de Valencia, el 8 de septiembre de 1862, en el seno de una familia de gran tradición artística. Su padre, Juan Antonio Benlliure Tomás realizaba trabajos de decoración de viviendas dibujando falsas perspectivas, jarrones, guirnaldas…, una tipo pintura decorativa muy de moda en la época, y sus hermanos Juan Antonio y José Benlliure, alcanzaron cierto éxito como pintores. 

Mariano Benlliure en el estudio de su hermano José

Artista precoz, con tan solo los trece años participó en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1876 presentando un grupo escultórico de cera llamado La cogida de un picador. Sin embargo, en aquella época estaba dedicado principalmente a la pintura que siguió cultivando tras trasladarse a París junto a su maestro Domingo Marqués. En 1879 viajó a Roma, donde, fascinado por Miguel Ángel, abandonó los pinceles para dedicarse de forma exclusiva a la escultura.

Accidenti! Jose de Ribera

En la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid de 1884, Benlliure obtuvo la segunda medalla por Accidenti!, una preciosa y entrañable escultura de un monaguillo que se quema con el incensario, tras declararse desierto el primer premio. Un galardón que daría el impulso definitivo a su carrera. En 1887 se establece en Madrid, donde, en la Exposición Nacional de dicho año, obtuvo primera medalla por la estatua del pintor Ribera. Su nombre y su estilo, de un naturalismo detallista y minucioso, un impresionismo espontáneo, de modelado nervioso, se hacen rápidamente famosos, hasta el punto de que el rey D. Alfonso XIII le encargó numerosos e importantes trabajos para la Casa Real.

 exposicion benlliure familia-real

 Benlliure con D. Alfonso XIII Dª Victoria Eugenia con los Hnos. Benlliure

En 1895 obtuvo la medalla de honor por la escultura del poeta Trueba, instalada en Bilbao, ciudad para la que también hizo la estatua de su fundador, don Diego López V de Haro. Es reseñable Fue Director de la Academia de España en Roma, Director General de Bellas Artes y Director del Museo de Arte Moderno de Madrid, así como miembro de diversas Academias de Bellas Artes en Madrid, Valencia, Zaragoza, Málaga, San Lucas de Roma, Milán, Carrara y París, y recibió innumerables condecoraciones como la Legión de Honor francesa, Comendador de la Orden de la Corona italiana o la Gran Cruz de Alfonso X de España. Falleció el 9 de noviembre de 1947 en Madrid, siendo sus restos trasladados hasta Valencia con todos los honores para ser enterrado junto a sus padres en el cementerio del Cabanyal.

   ABC Benlliure 1 Tumba Mariano Benlliure ABC Benlliure 2

Su obra.

Mariano Benlliure, como todos los escultores que creaban monumentos conmemorativos, tuvo que ceñirse a  las condiciones impuestas por sus clientes, unas normas que generalmente, exigían rigor histórico a la hora de representar a los homenajeados. Y Benlliure lo logró, con el dominio técnico de un genio y con esa capacidad excepcional que poseía, de trasmitir la imagen más fidedigna  del personaje, sin dejar a un lado aspectos psicológicos o anecdóticos. Un paseo por el centro de Madrid nos permite recorrer su  trayectoria artística, desde sus obras más iníciales como el monumento a Bárbara de Braganza o el dedicado a Mª Cristina de Borbón, cuarta esposa de Fernando VII y madre de la reina Isabel II, ubicado delante del Casón del Buen Retiro.

Dª Victoria Eugenia a caballo. Hacha botadura acorazado Alfonso XIII Pastora Imperio - Embajada Italiana

Las dos primeras décadas del siglo XX nos dejaron algunas de sus mejores obras, como la espectacular estatua ecuestre del rey Alfonso XII coronando el monumento del parque del Retiro, el monumento dedicado a Francisco de Goya en el exterior del Museo del Prado, o la realista estatua ecuestre del general Martínez Campos. Cada uno de estos monumentos nos permite entender mejor el personaje, la época y la maestría con que Benlliure resolvió cada encargo, tanto los que tienen como protagonista a un único personaje, como los de Álvaro de Bazán o el general Cassola, o los grandes monumentos, de gran complejidad, como el del político y orador Emilio Castelar. Tras la destrucción y perdida de imágenes, victimas de la barbarie de los mas radicales durante nuestra Guerra Civil, Benlliure creo algunas obras que reflejan hasta que punto, el artista captó el sentido de la imagen sacra, así como la forma de provocar en los fieles que las contemplan, la mas profunda emoción con los mínimos medios disponibles. Benlliure demostró que la sencillez en el arte necesita de un elevado nivel técnico y un alto grado de elaboración estética, algo que él dominaba con absoluta maestría. De hecho sus tallas se encuentran entre las mas hermosas de la historia del arte religioso español. 

Redención - Zamora Jesús el Nazareno - Málaga

El éxito de sus trabajos fue de tal calibre, que fue requerido en numerosas ocasiones  para crear panteones, mausoleos y tumbas. Suyos son los tres mausoleos de Sagasta, Cánovas y Dato en el panteón de Hombres Ilustres junto a la basílica de Atocha, o el panteón de los duques de Denia en el Cementerio de San Isidro. 

Mariano Benlliure en su taller

Este paseo que hoy os propongo, nos va a permitir comprobar que Mariano Benlliure fue un gran escultor, un genio, de hecho, uno de los más grandes artistas que ha dado a la historia la escultura española.

Podemos dividirlos en cuatro categorías:

1.- Monumentos y grupos escultóricos.

2.- Monumentos funerarios.

3.-Placas conmemorativas.

4.- Obras en museos, organismos oficiales y colecciones privadas.

Monumentos y grupos escultóricos.

Monumento a Bárbara de Braganza, 1887. Plaza de la Villa de París.

 Es la primera obra realizada por Benlliure para Madrid. Representa a la esposa del rey Fernando VI, Dª Barbara de Braganza, que falleció sin descendencia tras 29 años de feliz matrimonio. Benlliure no contó con libertad a la hora de diseñar el monumento, encargado por el Ministerio de Gracia y Justicia, que establecía que tenía que hacer pareja con una escultura ya existente de su esposo Fernando VI, obra de Juan Domingo Olivieri de 1752, por lo que su apariencia debía imitar el estilo del siglo XVIII. El rostro de la reina, vestida con traje de corte muy ornamentado, carece de la expresividad habitual de la obra de Benlliure, que sólo podemos ver en el manto real, cincelado con enorme plasticidad en el mármol, tal vez, el único elemento no contemplado en las estrictas condiciones del encargo.

Bárbara de Braganza 1 Bárbara de Braganza 2

Monumento al teniente Ruiz, 1891. Plaza del Rey.

Benlliure realiza este monumento, dedicado a Jacinto Ruiz y Mendoza, uno de los héroes del 2 de mayo, en Roma en 1891, basándose en un retrato al óleo que le facilitó la familia. Su expresión es transmite el valor y el coraje del pueblo español ante la invasión francesa. Benlliure la figura principal, enlazando con la tradición romántica francesa tanto en el uso del bronce como en la actitud de arenga de la figura, y sorprendiendo al romper de forma radical con los modelos severos y estáticos imperantes hasta entonces. Aportaba como novedad un pedestal de gran simbolismo y plasticidad con cuatro cañones en los extremos y relieves narrando los hechos acaecidos en el Parque de Monteleón.

Teniente Ruiz 1 Teniente Ruiz 2

Monumento a don Álvaro de Bazán, 1891. Plaza de la Villa.

Erigido para conmemorar el III centenario del fallecimiento del primer marqués de Santa Cruz de Marcenado, nombrado en 1576 por Felipe II, Capitán General de las Galeras de España, Benlliure deja patente su gran interés por el rigor histórico y su dominio técnico, especialmente en la vestimenta, sirviéndose de documentación de la época, modelando con un primor y detalle propios de un orfebre. En actitud serena, concentrada y de gran dignidad, el insigne marino se alza sobre un sencillo pedestal, en el que el artista tuvo que prescindir de las figuras alegóricas y motivos decorativos que había concebido por motivos económicos. Benlliure fue también el encargado de realizar la medalla conmemorativa del acto.

D. Alvaro de Bazán 2 D. Alvaro de Bazán

Monumento al general Cassola, 1892. Paseo de Moret, Parque del Oeste.

En el monumento al teniente general Manuel Cassola, nombrado ministro por Sagasta, y autor del Proyecto de la Ley Constitutiva del Ejército, que proponía el servicio militar obligatorio, Benlliure repite el modelo adoptado en el monumento de Álvaro de Bazán, que tanto éxito había alcanzado, y representa al homenajeado con absoluto rigor documental, uniformado y en actitud de mando, buscando el equilibrio y la serenidad en la figura. Benlliure logra con esta obra, que en el personaje se unan arte y belleza, equilibrio y rigor, y sobre todo, como en este caso, sentido histórico y solidez compositiva.

General Cassola

Monumento a Mª Cristina de Borbón, 18891893. Felipe IV, frente al Casón del Buen Retiro.

Con esta obra, homenaje a la cuarta esposa de Fernando VII, Mª Cristina de Borbón, madre de la reina Isabel II, Benlliure creo un monumento excepcional, quizá uno de los mejores, especialmente si nos fijamos en la figura en bronce de la regente, que sostiene en su mano, una cuartilla del Estatuto de la Regencia de 1834. Una elaboración minuciosa, en la que se recrea en detalles como el peinado, las joyas, las condecoraciones o las diferentes calidades de las telas del traje. Benlliure desarrolló, como en otros casos, la parte narrativa en relieves colocados a ambos lados del pedestal y, adosada al basamento, ubicó una elegante alegoría de la Historia en mármol, para cuya posición y actitud seguramente se inspiró en el Moisés de Miguel Ángel.

Monumento a Mª Cristina 4 Museo del Prado (39) Monumento a Mª Cristina

Munumento a Mª Cristina

Monumento a Francisco de Goya, 1902. Frente a la puerta de Goya del Museo del Prado.

Fue encargado en 1902 por el entonces alcalde de Madrid Alberto Aguilera, con la intención inicial de ser colocado como una fuente, próximo a San Antonio de la Florida donde hoy se hallan los restos del pintor. La estatua, realizada en bronce, representa francisco de Goya, vestido a la moda de principios del siglo XIX, con gran realismo e inspirándose para el rostro en el retrato del pintor de Vicente López. Benlliure realiza una representación de Goya que trasciende el personaje para mostrar su genio pictórico. El pedestal de mármol, intencionadamente escenográfico, muestra al observador una selección de sus obras maestras, como algunos fragmentos de Los caprichos y La maja desnuda tallada en altorrelieve, cuya posición horizontal equilibra la composición del monumento.

Museo del Prado (20) Museo del Prado (22)

Museo del Prado (18) Museo del Prado (19)

Monumento al general Martínez Campos, 19051907. Parque del Retiro, Plaza de Guatemala.

El destacado militar Arsenio Martínez Campo, figura clave en la restauración borbónica de Alfonso XII, está representado a caballo sobre un alto pedestal a modo de risco, observando el campo enemigo. Benlliure no solo realizó una de sus obras maestras en el excepcional estudio anatómico del caballo, con la cabeza gacha por la fatiga, sino que supo captar el rostro cansado del general de una manera tan realista que palpita y trasmite la energía que le caracterizaba. El tamaño de la composición, un cincuenta por ciento superior al natural, se adapta muy bien al conjunto, y su decisión de colocarlo en un pedestal pétreo en forma de peñasco, rompiendo la tradición de pedestales más arquitectónicos, tuvo gran aceptación. Benlliure recibió la Gran Cruz del Mérito Militar por esta obra.

General Martínez Campos 1 General Martínez Campos 2 

 El Retiro 53 El Retiro 54

El Retiro 50 El Retiro 51

Monumento a Emilio Castelar, 1908. Paseo de la Castellana.

Emilio Castelar fue un historiador, periodista, académico, excepcional orador y político. El monumento fue sufragado por más de mil ayuntamientos españoles, casinos, colegios de abogados, cámaras de comercio y agrícolas, entidades bancarias, y suscriptores extranjeros. La complejidad del conjunto, con estructura piramidal, en el que se combinan bronce, varios tipos de mármol y granito, hace necesario detenerse a ver y analizar todos sus lados pues, Castelar, de pie en su escaño pronunciando uno de sus brillantes discursos, está acompañada de varios grupos escultóricos. A su izquierda, una figura femenina desnuda, alegoría de la Inspiración, hacia la que se ve ascender un obrero, un soldado y un estudiante, como alegorías del Trabajo, la Fuerza y el Estudio. A la derecha, suben Demóstenes y Cicerón representando a los oradores de la antigüedad. En la parte posterior, un relieve evoca la abolición de la esclavitud y un artillero sobre su cañón, la reinstauración del Cuerpo de Artillería, para finalizar con una representación Las tres gracias, que simbolizan la Igualdad, la Libertad y la Fraternidad.

Emilio Castelar 1 Emilio Castelar 2

Emilio Castelar 3 Emilio Castelar 2 Emilio Castelar 3

Estatua ecuestre del rey Alfonso XII, 19011909. Paseo de Chile, Parque del Retiro.

La estatua ecuestre de Alfonso XII personificando a la Patria, es la aportación de Benlliure dentro de un gran conjunto arquitectónico y escultórico en el que intervinieron hasta 24 escultores de primera categoría. El monumento, realizado por voluntad de la reina regente Mª Cristina, viuda del monarca, es el más grande de Madrid. Alfonso XII aparece como un rey pacificador, con el uniforme de capitán general pasando revista a las tropas y bajando su espada como símbolo del término de la lucha. Benlliure esculpió una figura elegante, documentada con el rigor habitual en su obra, y un caballo de gran perfección para el que llego incluso a realizar apuntes en las caballerizas reales.

El Retiro - Monumento a Alfonso XII 2

El Retiro (1) Alfonso XII

El Retiro (21) El Retiro (22)

Grupo escultórico, “La familia, la protección contra el fuego y la ayuda al mundo laboral”, edificio “Metrópolis”, 1910. Alcalá, 39.

Benlliure participó en la decoración del edificio con el grupo central en la base de la cúpula del entonces edificio de la Unión y el Fénix Español. El grupo, de cuatro figuras, está presidido por una matrona con un niño, alegórica de la familia y la protección de la infancia, acompañada por dos figuras masculinas con los elementos alusivos al fuego y al trabajo. Benlliure resuelve con formas elegantes la composición de masas, los efectos de luces y sombras, y diseña sus figuras adaptándose a la estética modernista, acorde con el estilo general de la fachada del edificio.

Metrópolis 

Monumento al cabo Noval, 19101912. Jardines del Cabo Noval, Plaza de Oriente.

Erigido a expensas de un grupo de señoras encabezado por la reina Victoria Eugenia, se pudo terminar gracias a la aportación de 5.000 pesetas que entregó Benlliure durante un baile ofrecido por la marquesa de Esquilache para recaudar los fondos necesarios. Benlliure combinó piedra arenisca y bronce para crear un conjunto de gran armonía, dinamismo y fuerte carga simbólica. La figura del cabo Noval, quien destacó por su valor en la campaña de Marruecos de 1909, es el único elemento en bronce del grupo escultórico, que en su decidido avance transmite al observador, el orgullo y la emoción de un simple soldado defendiendo a su patria. Una figura femenina sostiene una bandera desplegada con el escudo del Reino, sobre la que se destaca la silueta del soldado. 

??????????????????????????????? Cabo Noval (2)

Monumento a Miguel Moya, 1927. Paseo Duque de Fernán Núñez, Parque del retiro, junto a la Rosaleda

El busto, de medio cuerpo en mármol, representa al periodista y abogado en plena madurez y con gesto grave, pero complaciente, interpretando con grandes dosis de psicología su carácter y temperamento. Moya, que llego a ser presidente de la Sociedad Editorial de España, editora de El Liberal, El Imparcial y Heraldo de Madrid, y fundador y primer presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, aparece flanqueado por dos figuras masculinas en bronce, que representan a un reportero y un linotipista vestidos con sus ropas de trabajo.

El Retiro 33 El Retiro 36 El Retiro 34 El Retiro 35

Monumento a Cuba, 19301952. Paseo del Perú, Parque del Retiro.

Fue un proyecto en el que intervinieron los escultores Miguel Blay, Juan Cristóbal, Francisco Asorey y Mariano Benlliure, quien realizó el diseño del conjunto y esculpió en bronce las tortugas, las iguanas y los delfines, las guirnaldas, la proa y la popa de una carabela, y la estatua del general Machado, a quien inicialmente se iba a dedicar el monumento, una estatua que nunca se llegó a colocar.

 dsc_0506 Monumento a Cuba 1

 Monumento a Cuba 2 IMG_3043 Monumento a Cuba

Monumento a Loreto Prado, 1944. Plaza de Chamberí.

El monumento a la popular y gran actriz cómica madrileña Loreto Prado, casada con el actor y promotor artístico Enrique Chicote, fue promovido tras su fallecimiento por una Comisión popular. Estaba destinado a colocarse en su tumba en el cementerio madrileño de Santa María, pero finalmente se inauguró en 1944 en la plaza de Chamberí, su barrio natal. Fue la última escultura pública realizada por Benlliure en Madrid, y en ella, Benlliure buscó expresar la naturalidad de la actriz, una genuina representante del pueblo de Madrid. Vestida de manola, cubierta con un amplio mantón, se apoya sobre una estela decorada con un bajorrelieve con la Virgen de la Paloma y el escudo de la ciudad. La escultura que podemos ver en la actualidad es una copia, realizada en  1989, debido al deterioro de la arenisca original.

 Loreto Prado 2 Loreto Prado 3 Loreto Prado 1  

Mausoleos y monumentos funerarios.

Mausoleo de Práxedes Mateo Sagasta, 1904. Panteón de Hombres Ilustres. Julián Gayarre, 3.

Con este mausoleo, sufragado por el Partido Liberal para acoger el cuerpo de su líder, el ilustre riojano Práxedes Mateo Sagasta, fundador del Partido liberal en 1880, y en cinco ocasiones Presidente del Consejo de Ministros y Jefe de Gobierno entre 1901 y 1902, Benlliure crea un excelente monumento fúnebre destinado a ser la última morada de su querido amigo. Realizado íntegramente en mármol, el conjunto se dispone sobre una sencilla base con varias gradas sobre el que se alza el sobrio túmulo donde vemos la figura yacente del insigne político, en cuyos rasgos retrata Benlliure de forma magistral la presencia de la muerte. Vestido con levita, Sagasta está parcialmente cubierto por un manto que lleva bordado el escudo de España, enmarcado por el collar del Toisón de Oro, condecoración con la que fue distinguido por la reina regente María Cristina en 1891. Tras su cabecera, la alegoría de la Historia, una figura femenina desnuda de gran belleza y sensualidad, que cierra el libro de la vida del gran político mientras contempla con profunda tristeza su rostro cadavérico. A los pies, la figura de un joven obrero, símbolo del Pueblo quien sentado y pensativo, apoya la cabeza en su mano izquierda con el brazo descansando los Evangelios, simbolo de la Verdad. En su mano derecha lleva una espada coronada por una cabeza de mujer, alegoría de la República. La sencilla dedicatoria de “A Sagasta, los liberales. 1827-1903”, figura en el frente y a ambos lados se destacan algunas de las fechas más significativas de la trayectoria política del personaje.

Mausoleo Sagasta Mausoleo Sagasta

Mausoleo de José Canalejas, 1915. Panteón de Hombre Ilustres. Julián Gayarre, 3

En el mausoleo que acoge los restos mortales de José Canalejas y Méndez uno de los miembros más destacados durante el reinado de Alfonso XIII como ministro de Fomento, de Hacienda, de Gracia y Justicia, de Agricultura, Industria y Comercio y asesinado en la Puerta del Sol siendo presidente del Consejo de Ministros, Benlliure nos muestra una vez más su gran versatilidad técnica y creativa. Crea, combinando mármoles blanco y gris, un escenario arquitectónico en forma de cripta subterránea que representa el momento del  traslado del cadáver del político. Como si se tratara de un enterramiento de la antigüedad clásica, similar a como se encarna el entierro de Cristo en la iconografía cristiana, el cadáver es transportado por dos jóvenes de gran belleza y complexión atlética, de cuerpos anatómicamente perfectos, parcialmente cubiertos por túnicas clásicas, que muestran la tensión del enorme esfuerzo físico que realizan, ayudados por una joven de gran  belleza, que completa la escena. El cuerpo de Canalejas, envuelto en un amplio sudario, está esculpido con gran realismo y en el dintel de la cripta, vemos surgir la figura del Redentor, que parece materializarse en el mármol para recibir al difunto.

Musoleo Canalejas Mausoleo Canalejas 2

Mausoleo de Eduardo Dato, 1928. Panteón de Hombre Ilustres. Julián Gayarre, 3.

Sobre un sencillo podio y recostado sobre una almohada descansa, como si acabara de fallecer, la figura del abogado y político conservador Eduardo Dato e Iradier, creador del Ministerio de Trabajo y Presidente del Congreso de los Diputados durante el reinado de Alfonso XIII, asesinado por militantes anarquistas en 1921. Benlliure utiliza en esta ocasión mármol blanco y bronce, dotando al conjunto de una gran fuerza y equilibrio. Destaca en la cabecera la alegoría de la Fe, fundida en bronce y con patina muy oscura, representada por una mujer de belleza y porte clásico, con expresión serena, que muestra entre sus manos, un crucifijo con la imagen de Cristo realizado en bronce dorado. Benlliure esculpe una imagen de Dato de gran sobriedad, cubierto por un sudario y con las manos cruzadas sobre el pecho, que contrasta con los rasgos acentuados por la muerte de su rostro. A sus pies, una composición de inspiración barroca en bronce oscuro, de testimonio de la labor institucional de Dato como hombre de estado. Dos ángeles sostienen el escudo de España, enmarcado  por tarjas, roleos u hojas de acanto.

Mausoleo Eduardo Dato 1 Mausoleo Eduardo Dato 2

Panteón de los duques de Denia 1904 y 1915. Cementerio Sacramental de San Isidro. Paseo de la Virgen del Santo, 78.

Encargado por el D. Luis de León y Cataumbert, duque de Denia en 1904 dar cristiana sepultura a los restos de su esposa, Dª Ángela Pérez de Barradas, esta obra conjunta de arquitectura y escultura reunió a dos de los artistas más sobresalientes de la época, Mariano Benlliure para la escultura y adornos decorativos y Enrique María Repullés, por entonces arquitecto de la Casa Real, para los temas arquitectónicos. Repullés proyectó un panteón de estilo historicista, diseñando una mastaba con las inscripciones y escudo de la casa ducal de Denia. La puerta de acceso, rematada por dos grandes volutas con hojas de acanto y guirnaldas está flanqueada por dos bajorrelieves que representan la Caridad y la Fe.

 Panteón duques de Denia 4

Tras descender unos peldaños, nos encontramos con una amplia cripta, abovedada revestida de mármol gris veteado. En primer término, sobre un sencillo basamento, reposaban las estatuas yacentes de los duques, talladas en mármol, que se alzaban sobre sus respectivos sarcófagos en bronce, actualmente desaparecidos. El duque, amortajado con hábito de monje, y la duquesa con toca y prendas de mayor riqueza textil y ornamental, estaban cincelados con la característica maestría de orfebre con que Benlliure trabajaba el mármol. Al fondo, bajo un lucernario y sobre un sencillo altar, se alza un magnífico Cristo crucificado de mármol, que preside la cripta.

Panteón Duques de Denia 2 Panteon Duques Denia 3

La mastaba servía de base a una compleja composición escultórica de unos seis metros de altura, de estilo modernista que se remataba con una gran cruz, realizada en mármol y bronce, que tristemente desapareció durante la Guerra Civil. En la base, dos ángeles en bronce elevaban al cielo, a la duquesa, cincelada en mármol blanco, formando una espiral ascendente que enlazaba con otro grupo de cuatro ángeles de bronce que portaban el féretro, dejando libre el alma en su ascenso hacía la eternidad.

Panteón Duques de Denia 1

Tumba de Miguel Moya, 1921. Cementerio Sacramental de San Justo. Paseo de la Virgen del Santo, 70.

En el sepulcro familiar que acoge los restos del abogado y periodista Miguel Moya y Ojanguren, fundador y primer presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid y presidente de la Sociedad Editorial de España, editora de El Liberal, El Imparcial y Heraldo de Madrid, Benlliure deja testimonio patente y visual de la fecunda tarea realizada por Moya mediante la figura alegórica de un joven linotipista colocado a la izquierda y vestido con el característico blusón largo típico del oficio. Lo esculpe en una pose de completa naturalidad, sin artificio alguno, mientras permanece de pie y con su mano apoyada en la base de una sencilla cruz. La expresión de su rostro triste y meditabundo se transmite a la postura de su cuerpo dispuesto a velar al gran periodista mientras contempla su efigie, tallada en una losa de piedra inclinada donde se puede leer la inscripción “D. Miguel Moya y Ojanguren, periodista”.

Tumba de Consuelo Vello Cano, “La Fornarina”,1915. Cementerio Sacramental de San Isidro. Paseo de la Virgen del Santo, 78.

El magnífico ángel que preside la tumba, esculpido por Benlliure, no pudo resistir los efectos de la Guerra Civil, a consecuencia de los cuales, quedo decapitado y manco .

La Fornarina 2 La Fornarina 1

Tumba de la familia Núñez Rubio, 1941. Cementerio de la Almudena: Avda. de Daroca, 90.

Obra de gran originalidad compositiva y temática dentro del repertorio artístico funerario de Mariano Benlliure, esta tumba refleja un emotivo ejemplo de amor más allá de la muerte en la más pura tradición romántica. Fue encargada en 1936 por la aun joven Pilar Rubio, viuda de Núñez, para albergar los restos de su amantísimo esposo. Ella misma, como muestra de su amor eterno, posó para la expresiva y entregada figura de mujer recostada sobre la lápida que vela el cuerpo de su esposo y adornada tan solo con una cruz. Cincelada en mármol blanco y vestida con amplios ropajes la vemos recostada a lo largo de la parte izquierda de la lápida. Su cabeza ligeramente elevada, muestra la belleza y juventud de un rostro sereno pero embargado por la pena, mientras su mirada permanece absorta ante la ofrenda floral, realizadas en bronce y mármol, que acoge entre sus brazos de acuerdo con la tradición escultórica italiana de transmitir la tristeza ante la muerte de un ser querido.

Placas conmemorativas.

Placa dedicada a la memoria de José Canalejas, 1913. Puerta del Sol, 6

Esta lápida conmemorativa de la muerte del presidente del Consejo de Ministros, José Canalejas y Méndez, ubicada en el lugar donde fue asesinado el 12 de noviembre de 1912 por un anarquista, cuando contemplaba el escaparate de la librería San Martín de la Puerta del Sol, fue erigida a instancias de D. Álvaro Figueroa y Torres, conde de Romanones, adaptándose a la forma de la fachada del edificio. El centro de la placa lo ocupa un perfil en bajorrelieve de Canalejas, rodeado por una corona de laurel. En la inscripción dividida en dos partes, destaca el nombre del político. El conjunto se completa con dos frondosas guirnaldas de hojas de roble, que delimitan la composición en los laterales.

Placa Canalejas

Placa conmemorativa de José Nogales, 1926. Santa Engracia, 50

Benlliure nos muestra con depurado realismo un busto casi frontal de rostro sereno y mirada firme, casi frontal, en esta placa colocada en la fachada de la casa donde había vivido y fallecido el escritor y periodista José Nogales. El escultor, gran amigo del fallecido, no cobro por esta placa más que el material.

Jose Nogales

Placa conmemorativa de los hermanos Álvarez Quintero, 1945. Velázquez, 76

Dedicada a los hermanos escritores, comediógrafos y académicos de la Real Academia Española de la Lengua, Serafín (1871 – 1938) y Joaquín Álvarez Quintero (1873 – 1944), y colocada en la casa donde vivieron y murieron, se trata de una sencilla placa que se ejecutó por suscripción pública de la Asociación de Escritores y Artistas. Aniceto Marinas García creo la composición del conjunto, en el que se inserta el relieve del retrato en bronce modelado por Benlliure en 1932. La representación de ambos hermanos de perfil es un ejemplo del realismo que Benlliure ya había desarrollado previamente en sus obras.

Alvarez Quintero

Obra en Madrid en museos, organismos oficiales y colecciones particulares. 

Bajorrelieve en homenaje a Emilio Castelar, 1904. Congreso de los Diputados. Medallón con la efigie de D. Emilio Castelar y dos bajorrelieves con figuras alegóricas, realizado, a propuesta de un grupo de Diputados, con motivo de su fallecimiento, para ser colocado en el Salón de Conferencias.

Emilio Castelar 2

Emilio Castelar hablando desde su escaño, 1913. Congreso de los Diputados. Esta obra fue ejecutada a partir de un dibujo realizado en directo en el propio Salón de Sesiones.

Emilio Castelar

Mateo Sagasta, 1902. Congreso de los Diputados. Busto de gran realismo que refleja la personalidad de este gran político. Se puede ver en la Galería del Orden del Día.

Mateo Sagasta

Placa y busto de Joaquín Sorolla, 1909 y 1919, y busto de su esposa Clotilde, 1919. Museo Sorolla.

Joaquín Sorolla Joaquín Sorolla por Benlliure Clotilde Sorolla 1919

Canto de amor y pedestal, 1900-01. Museo del Prado. Esta obra es un claro ejemplo del virtuosismo técnico de Benlliure, reflejo de su especial gusto por reflejar en su obra a niños jugando. Representa una alegoría del recuerdo del primer encuentro de una joven con su amado, mientras un corro de niños juguetea a su alrededor. en cuanto al pedestal sobre el que reposa, sus cuatro caras presentan relieves alegóricos en la mas pura tradición griega: el amor, con una escena de una joven desnuda acompañada por un Cupido, un grupo de las tres Gracias, la alegoría de la música instrumental y una pareja de jóvenes simbolizando el amor y la juventud. 

Canto de Amor Perdestal Canto de Amor

Idilio, 1896. Fondo Cultural Villar Mir. No se puede explicar este grupo escultórico sin el anterior, con en que formaba pareja en el desaparecido Saloncito Bauer. Benlliure hizo un “juego de espejos” entre ambas esculturas: en el pedestal de Idilio, el bajorrelieve se inspira en el corro de niños de Canto de Amor y en el pedestal de Canto de Amor hay un bajorrelieve con las figuras del grupo Idilio.

Idilio 

Busto de Francisco de Goya, 1902. Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Goya

El Divino Cautivo, 1944. Capilla de El Divino cautivo, General Díaz Porlier, 58. Benlliure creó para la Real Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Ntro. Padre Jesús, El Divino Cautivo, una magnífica talla de tamaño natural (1,83 m.) realizada en madera de nogal. La figura de Jesús representa a Nuestro Señor cautivo ante Pilatos, con la cabeza alta, maniatado y la mirada serena y profunda que se clava en quien le contempla. Muchos son los devotos fieles que aseguran que al ver el paso por la calle en Semana Santa sienten que se les eriza el vello al sentir que Nuestro señor  mira personalmente a cada uno desde lo alto.

Divino Cautivo 1 Divino Cautivo 2

Álbum del general Cassola, 1889. Museo del Prado. Encuadernación en plata, encargo del periódico La Correspondencia militar, para reunir los proyectos de reformas militares que el teniente general Manuel Cassola, ministro de la Guerra, presentó en las Cortes el 22 de abril de 1887. 

Álbum General Cassola

Bustos de Mª Rosario de Silva y Gurtubay, duquesa de Aliaga, 1902 y Jacobo Fitz-James Stuart, XVII duque de Alba, 1918 . Fundación Casa de Alba, Palacio de Liria, Princesa 20. El primer busto, realizado en mármol, reproduce la imagen de la duquesa de Aliaga, los dos años de edad, mientras que el busto en bronce del duque de Alba, muestra al personaje ya adulto. Este último es un excepcional retrato, cuya inspiración ha sido vinculada al busto renacentista de Carlos V de Leone Leoni. Ambos personajes, contrerian matrimonio en 1920, fruto del cual nacería una única hija Cayetana, la actual duquesa de AlbaLas dos obras son esenciales en la producción del escultor y ponen de manifiesto la gran amistad que unía a Benlliure con los duques de Alba.

Duquesa de Aliaga Fundacion Alba Duque de Alba - Fundación Alba

Fuente de los Niños, 1923. Fundación Canal de Isabel II, Mateo Inurria, 2 (Plaza de Castilla). 

Expectación, sorpresa, risa, travesura, susto… cada niño manifiesta su reacción al juego de forma distinta, mostrando las figuras de los infantes una delicadeza y expresividad extraordinarias. La fuente llamaba tanto la atención de aquellos que la veían ,que querían tener una igual en sus propios jardines, de modo que, Benlliure encargó algunas a Juan Ruiz de Luna para sus amigos y clientes. De este modo llegaron varias réplicas de la Fuente a Cádiz y Santander, y en Madrid, a la familia Bauer en la Alameda de Osuna –de la que se ha perdido el rastro- y otra al entonces Cónsul de Guatemala, Sr. Traumann, que vivía en una finca en Chamartín, encargada en 1923. Y es esta última la que adquirió la Fundación Canal en 2001 para su nueva sede en la Plaza de Castilla, donde quedó instalada perfectamente restaurada en 2002.

Fuente de los Niños 2 Fuente de los niños Canal

Como habéis podido comprobar si habéis llegado hasta aquí, las obras de Mariano Benlliure que se pueden ver y disfrutar en Madrid son muy numerosas, encontrándose algunas de las que no he mencionado en esta entrada, y no precisamente por ser menos importantes, en el Palacio Real, Palacio del Senado, Real Basílica de San Francisco el Grande, Real Casa de Correos, Ateneo, Círculo de Bellas Artes, Casino de Madrid, Museo del Romanticismo, Gran Peña, Museo Municipal, Tribunal Supremo de Justicia de Madrid, Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, Real Academia de la Historia, Basílica de Jesús de Medinaceli, Palacio de Buena Vista, Real Academia Española de la Lengua, Rectorado de la Universidad Complutense, Facultad de Bellas Artes, Palacio del Pardo… como veis, una lista interminable. 

1 Peseta Franco 1947

 Y una curiosidad, que hasta hoy mismo yo desconocía: Mariano Benlliure fue el artista que modelo el busto de “Francisco Franco Caudillo de España por la G. de Dios” que todos los españoles veíamos cada día en el anverso de la moneda de 1 peseta del año 1947. Todos nosotros hemos tenido en nuestras manos una obra de Mariano Benlliure, y ni siquiera eramos conscientes de ello.

Anuncios

Acerca de Titinet

No voy a cansaros nada mas empezar. Doy por hecho que vuestro interés no radica en mi persona, sino en lo que a partir de ahora podáis leer en este blog que nace hoy. Así que de mis 55 años de vida, os diré simplemente que soy madrileño de nacimiento y de corazón, que estudie Geografía e Historia y que aparte de la debilidad que siento por la ciudad donde nací, mi gran pasión ha sido siempre y lo seguirá siendo, viajar. Mi padre solía decir que "viajar debería de ser una asignatura obligatoria en todos los planes de estudios" y yo, desde muy pequeño comprendí cuanta razón tenia. Viajar te enriquece, te ayuda a ser mas tolerante con otras culturas, con otras religiones y te ayuda a tener una mente mas abierta y receptiva. Viajar te aporta algo que los libros y las horas de estudio, por mucho que te den, jamas podrá ser igual de enriquecedor. A lo largo de mis muy vividos 55 años, he viajado siempre que he podido, y no ha sido poco. He recorrido prácticamente toda Europa y también he tenido ocasión de viajar a Asia, África y América. Pero por mucho que haya viajado, y tengo intención de seguir haciéndolo, mi ciudad siempre sera Madrid y mi sitio siempre estará aquí. En esta ciudad que me vio nacer y que día tras día me ha ido desvelando sus secretos, contándome sus historias, sus momentos de gloria, sus éxitos, pero también sus miserias, sus dramas y sus fracasos. Una ciudad con un pasado y una historia mucho mas extensa e interesante de lo que muchos conocen. Una ciudad abierta a todos, acogedora y cosmopolita. Una ciudad con una riqueza cultural y humana capaces de sorprendernos en muchas ocasiones. Todo esto es para mi Madrid, y este blog pretende contároslo y haceros participes de la historia y las posibilidades que ofrece esta maravillosa ciudad. Espero que lo disfrutéis. Adelante. Poneos cómodos y sed bienvenidos.
Esta entrada fue publicada en Curiosidades y Anécdotas, Escultura, Gran Vía, Guerra Civil, Historia, Música, Monarquía, Museos, Parques, Paseo del Arte, Rutas, Teatro y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.