Madrid, 31 de mayo de 1906. Una boda real que acabó en tragedia.

ABC VIERNES 1 DE JUNIO DE 1906. UNA BOMBA DE DINAMITA CONTRA EL COCHE REAL.

EL ATENTADO

“Llegaba la comitiva en medio de vítores y aclamaciones a la parte de la calle Mayor, frente a la calle de San Nicolás. La carroza se encontraba a la altura del nº 88 de la calle Mayor, cuando se oyó una formidable detonación. Eran las dos y cuarto de la tarde. La gente se arremolinó, loca de terror, sin saber ni darse cuenta de lo que hubiera pasado”

“Los cuatro troncos de caballos tordos claros que arrastraban el carruaje ocupado por los Reyes, espantáronse, emprendiendo veloz carrera y arrastrando algunos pasos al caballo de varas del lado derecho, que cayó estremeciéndose violentamente y arrojando gran cantidad de sangre. El cochero, herido también, cayó al suelo desde lo alto del pescante”

“El general Aznar, que estaba ante la Capitanía general, acudió con su Estado Mayor al lado de la carroza de los Monarcas. Se vio á la Reina Victoria asomarse a la ventanilla derecha, sacar el busto fuera y hacer ademanes para tranquilizar a la multitud aterrada. Por la misma ventanilla, y con evidentes señales de la tremenda impresión que había recibido, se asomo el Rey”

Atentado Alfonso XIII 1 Atentado Alfonso XIII 2

Así comenzaba la crónica del diario ABC del día 1 de junio de 1906, en la que se daba cuenta detallada, del atentado perpetrado el día anterior por el anarquista Mateo Morral contra los reyes, cuando tras su boda, celebrada en la iglesia de San Jerónimo el Real, “Los Jerónimos”, se dirigían en su carruaje hacia el Palacio Real, donde poco después debía celebrarse una cena de gala, que se suspendió, como muestra de respeto a las víctimas. Sigue leyendo

Madrid bien merece una frase

Madrid levanta pasiones, te atrapa y no te suelta, ya estás perdido. Puedes amarla u odiarla, pero nunca te dejara indiferente, no es una opción. A lo largo de su historia, han sido muchos los personajes que han escrito sobre Madrid: reyes, políticos, poetas, escritores, dramaturgos, humoristas, arquitectos, músicos, actores, actrices, directores de cine y teatro, cantantes, toreros, deportistas, espías… todos han expresado lo que sentían por esta ciudad castiza y chulapa, siempre en obras, como si estuviera sin terminar. ¡Que bonito será Madrid cuando lo acaben! Lo malo es que nadie sabe cuando será. Este es mi Madrid, vuestro Madrid, y estas son algunas de las frases que sobre nuestra ciudad, se han dicho, se han escrito, o incluso se han cantado a lo largo de su historia.

Y por supuesto, mi frase, mi humilde regalo a esta ciudad que me tiene atrapado el corazón de por vida.

“Si alguna vez me pierdo, no me busquéis muy lejos. Andaré por Madrid”

Atocha (6) Madrid desde Carabanchel

Para comenzar, un poco de humor, dos perlas impagables de boca de nuestra insuperable, inigualable e inimitable alcaldesa, la de las peras y las manzanas. ¡Con lo bien que se esta callado…!

Ana Botella

Ana Botella

A relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor. (Una relajante taza de café con leche en la Plaza Mayor).

And most importantly, Madrid is fun. (Y lo más importante, Madrid es divertido).

 Y ahora, tras este toque de humor, comencemos en serio con lo que nos interesa: las frases y citas celebres sobre Madrid. Sigue leyendo

Cibeles y Neptuno: dos Dioses, dos fuentes, dos aficiones… y Carlos III.

Fue Carlos III quien durante su reinado, promovió la gran reforma del paseo del Prado, con el objetivo de embellecer la zona. Bajo el nombre de Salón del Prado, dio comienzo a un ambicioso proyecto que comenzando en la Glorieta de Atocha llegaba hasta Cibeles, y para ello, Ventura Rodríguez recibió el encargo de diseñar tres conjuntos escultóricos relacionados con la mitología: las fuentes de Cibeles, Neptuno y Apolo (o de las 4 estaciones), esta última mucho menos conocida, por encontrarse en uno de los paseos, escondida entre los árboles, además de cuatro fuentes menores, conocidas como las Fuentecillas o las Cuatro Fuentes del Prado.

Carlos III Ventura Rodríguez

La Fuente de Cibeles

La Cibeles es para los madrileños mucho mas que una fuente, es el símbolo de la ciudad, junto con la Puerta de Alcalá. Ningún visitante puede dejar Madrid sin haber visitado y fotografiado estos dos monumentos de la capital.

Plaza de Cibeles 2

El grupo escultórico, situado en el centro del pilón circular que delimita la fuente, fue diseñado por Ventura Rodríguez en 1777 y se finalizo en 1782, siendo los artistas encargados de su realización, Francisco Gutiérrez, la figura de la diosa y el carro, Roberto Michel, los leones, y Miguel Ximénez, los elementos ornamentales. En un principio, estuvo situada junto al Palacio de Buenavista, siendo trasladada a finales del siglo XIX al centro de la entonces llamada plaza de Madrid, y desde entonces allí sigue, bien arropada por el Banco de España y los Palacios de Buenavista,  Linares y Correos y Comunicaciones, este último convertido hace tan solo unos años en la nueva y flamante sede del  Ayuntamiento de Madrid. Sigue leyendo

Tras las Huellas de Mariano Benlliure.

Un breve apunte biográfico.

Benlliure hacia 1902

Mariano Benlliure nació en el barrio del Carmen de Valencia, el 8 de septiembre de 1862, en el seno de una familia de gran tradición artística. Su padre, Juan Antonio Benlliure Tomás realizaba trabajos de decoración de viviendas dibujando falsas perspectivas, jarrones, guirnaldas…, una tipo pintura decorativa muy de moda en la época, y sus hermanos Juan Antonio y José Benlliure, alcanzaron cierto éxito como pintores. 

Mariano Benlliure en el estudio de su hermano José

Artista precoz, con tan solo los trece años participó en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1876 presentando un grupo escultórico de cera llamado La cogida de un picador. Sin embargo, en aquella época estaba dedicado principalmente a la pintura que siguió cultivando tras trasladarse a París junto a su maestro Domingo Marqués. En 1879 viajó a Roma, donde, fascinado por Miguel Ángel, abandonó los pinceles para dedicarse de forma exclusiva a la escultura.

Accidenti! Jose de Ribera

En la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid de 1884, Benlliure obtuvo la segunda medalla por Accidenti!, una preciosa y entrañable escultura de un monaguillo que se quema con el incensario, tras declararse desierto el primer premio. Un galardón que daría el impulso definitivo a su carrera. En 1887 se establece en Madrid, donde, en la Exposición Nacional de dicho año, obtuvo primera medalla por la estatua del pintor Ribera. Su nombre y su estilo, de un naturalismo detallista y minucioso, un impresionismo espontáneo, de modelado nervioso, se hacen rápidamente famosos, hasta el punto de que el rey D. Alfonso XIII le encargó numerosos e importantes trabajos para la Casa Real.

 exposicion benlliure familia-real

 Benlliure con D. Alfonso XIII Dª Victoria Eugenia con los Hnos. Benlliure

En 1895 obtuvo la medalla de honor por la escultura del poeta Trueba, instalada en Bilbao, ciudad para la que también hizo la estatua de su fundador, don Diego López V de Haro. Es reseñable Fue Director de la Academia de España en Roma, Director General de Bellas Artes y Director del Museo de Arte Moderno de Madrid, así como miembro de diversas Academias de Bellas Artes en Madrid, Valencia, Zaragoza, Málaga, San Lucas de Roma, Milán, Carrara y París, y recibió innumerables condecoraciones como la Legión de Honor francesa, Comendador de la Orden de la Corona italiana o la Gran Cruz de Alfonso X de España. Falleció el 9 de noviembre de 1947 en Madrid, siendo sus restos trasladados hasta Valencia con todos los honores para ser enterrado junto a sus padres en el cementerio del Cabanyal.

   ABC Benlliure 1 Tumba Mariano Benlliure ABC Benlliure 2 Sigue leyendo

Las mejores croquetas de Madrid. La tapa perfecta.

Croqueta: del francés “croquette”. Porción de masa hecha con un picadillo de jamón, carne, pescado, huevo, etc., que, ligado con besamel, se reboza en huevo y pan rallado y se fríe en aceite abundante. Suele tener forma redonda u ovalada. (Real Academia Española – RAE)

 Croquetas 2

No es tarea sencilla seleccionar una docena de locales en Madrid donde poder saborear las mejores croquetas. Cada uno de nosotros tenemos nuestras favoritas, por supuesto dejando a un lado las de nuestras madres y abuelas. Esas eran, son y serán siempre las mejores, porque la croqueta es, sobre todo, un plato de casa, una receta nacida de la necesidad, elaborada a base de sobras de cocido, potaje, fabada, guisos y estofados… hábilmente maquilladas con una cremosa y suave bechamel hecha a base de harina, leche y mantequilla. Todo ello bien ligado, con paciencia y mucha muñeca. Y tras freírla en abundante aceite de oliva, una croqueta perfecta es aquella que, dorada sin llegar a estar quemada, a la vez quema, y mucho, porque es fundamental que al romperla salga humo de su cremoso interior.

Croquetas 4

En cualquier caso, un buen relleno, con sabor pero sin excesos, una bechamel suave y muy cremosa (casi liquida en ocasiones) y un rebozado ligero y crujiente son las claves para conseguir una croqueta diez. En Madrid, donde las croquetas han estado siempre presentes, tanto en las cartas de los mejores restaurantes, como en los más modestos mesones, bares y tascas, la oferta es tan amplía, que la elección de las doce mejores croquetas de la capital, es poco menos que una misión imposible, pero aun así, me voy tirar a la piscina, confiando en que habré realizado una buena elección y selección.

Desde mi punto de vista y mi paladar, y tras haber probado croquetas de todo tipo, desde incomibles, malas, pasables, buenas, hasta de las de quitar el sentido, estos son los lugares donde creo que encontraréis las mejores:

Casa Julio 1 Casa Julio 2

Casa Julio (Madera, 37). Famosísimo local, lugar de peregrinación de los fans de U2, que estuvieron en este local en el año 2000, realizando una sesión fotográfica con ocasión de la entrega de los Premios Amigo, y probando sus croquetas, por supuesto. En pleno corazón de Malasaña, Casa Julio nos ofrece unas de las mejores croquetas de Madrid, unas croquetas redondas y contundentes, con la proporción perfecta entre bechamel y relleno, cremosas y con un rebozado fino pero consistente. Las de la casa son una deliciosa y asombrosa combinación de queso Gorgonzola, espinacas y pasas, pero las tienen también de jamón, queso azul, setas con puerro, atún y huevo, picadillo de matanza y morcilla con membrillo. Un autentico manjar. Además nos ofrecen la posibilidad de pedir un plato variado con las croquetas que más nos apetezca probar o bien las que más nos hayan gustado en anteriores visitas.

 Casa Manolo 1 Casa Manolo 2

Casa Manolo (Jovellanos, 7). A la espalda del Congreso de los Diputados y frente al teatro de la Zarzuela se esconde esta pequeña tasca madrileña, muy frecuentada por periodistas y políticos, con el aspecto de una taberna castiza de principios del XX. Sus croquetas de jamón y huevo, caseras, grandes y contundentes, con una cremosidad perfecta y su doble rebozado de pan rallado y huevo, bien merecen una visita.

Casa Lucas 1 Casa Lucas 2

Casa Lucas (Cava Baja, 30). Una pequeña taberna en pleno barrio de La Latina, donde se puede disfrutar de una caña bien tirada, una cuidada selección de vinos por copas, una amplia oferta de raciones y tapas creativas y por supuesto… unas de las mejores croquetas de jamón o boletus de la capital. Y por si fuera poco, los camareros son simpáticos, atentos y eficientes. Uno de los imprescindibles.

Sigue leyendo

De la Casa del Ataúd al Edificio Metrópolis.

Mucho ha cambiado el centro de Madrid desde que el 4 de abril de 1910, el rey D. Alfonso XIII, piqueta en mano, diera comienzo a las obras necesarias para la construcción de la Gran Vía. Todo comenzó con el derribo de la Casa del Cura, anexa a la iglesia de San José, en la calle de Alcalá.

Gran Vía 4 - Casa del Cura Gran Vía 4 (2)

Lo que ahora es una de las principales arterias de Madrid, antes no era sino un denso conglomerado urbano, con decenas de manzanas de casas de vecindad, conventos, iglesias y colegios, apiñados en sinuosas y estrechas calles, que pedían una renovación inmediata, una gran avenida que diera un respiro al envejecido, insalubre y trasnochado centro de la capital.

Iglesia de San José y la Casa del Cura Calle Alcalá 13

Y así, con la expropiación de 33 solares y la demolición de casi 300 casas, 15 calles desaparecidas, cambios y recortes en el trazado de otras 34, como la calle de San Miguel o la de Jacometrezo, 14.000 metros de cañerías y 274 farolas eliminadas, 9.000 metros cuadrados de aceras levantadas, y 29.000 metros cuadrados de adoquines, nació la Gran Vía madrileña. Madrid, por fin, había entrado en el siglo XX.

 Calle Alcalá 18 Alcalá 2 (2)

Entre las víctimas de los derribos necesarios para que tan gran obra llegara a buen término, uno de los más significativos de todos fue el de la llamada Casa del Ataúd, por ser uno de los primeros, por su macabro nombre, y por su situación privilegiada, aunque no estuviera situada exactamente en el futuro trazado de la Gran Vía, sino en la calle de Alcalá. Un edificio de 4 plantas, que debido a su forma y su estrechez, los madrileños, con su habitual desparpajo y sentido del humor habían bautizado con tan macabro y tétrico nombre.

Casa del Ataud 5 Casa del Ataud 1 Sigue leyendo

El Palacio de la Música. ¿De espacio cultural histórico a vulgar, trivial, insulsa, adocenada y prosaica tienda de ropa?

El Palacio de la Música corre serio peligro como espacio cultural. Su permanencia como tal, está amenazada por la cadena de tiendas de moda Mango y la inoperancia, pasividad e ineptitud del consistorio madrileño y su alcaldesa, Dª Ana Botella.

Esperemos que se detenga a tiempo semejante despropósito.

1924-Gran Vía 1924 Gran Vía siglo XXI

Y mientras aguardamos con el corazón en un puño el desenlace de esta historia, vaya desde aquí mi pequeño homenaje al que fue uno de los cines más emblemáticos de la, cada día más impersonal y mediocre Gran Vía. Una avenida, que comenzó siendo símbolo de lujo, y modernidad y que con el paso de los años, la globalización y la fiebre consumista se ha convertido en una calle comercial mas, del montón, sin personalidad, con tiendas de cadenas sin ningún interés y franquicias de todo tipo, de esas que te encuentras en cualquier centro comercial. No solo deberíamos intentar salvar el Palacio de la Música, deberíamos hacer algo para que la Gran Vía vuelva  a ser lo que fue durante sus 100 primeros años de vida. Aún estamos a tiempo.

Un poco, o un mucho de historia.

Palacio de la Música 5 Gran Vía 11

La construcción del palacio de la Música tuvo lugar entre los años 1924 y 1926 en el segundo tramo de la Gran Vía, comprendido entre la Red de San Luis (Montera) y la plaza del Callao. Antes incluso, de que se iniciaran las obras de construcción del edificio de Telefónica, sin duda el mas emblemático de los inmuebles situados en la Gran Vía madrileña. Este segundo tramo, que por aquel entonces se llamaba avenida de Pi y Margall, es el mas ancho de los tres que forman su trazado y en él , durante los años 20 se instalaron los primeros edificios de oficinas de la ciudad y también las primeras galerías comerciales, como el edificio de los “Grandes Almacenes Madrid-París”.

Le Phenix Viviendas Plaza del Marqués de Salamanca

Su arquitecto, el vasco Secundino Zuazo Ugalde, autor también entre otros edificios de Madrid de la Casa de las abejas (1919), la ampliación y reforma del palacete del marqués de Casa Argudín en Goya con Príncipe de Vergara (1926), y el edificio levantado en 1929 en la plaza de la Independencia para la compañía francesa de seguros Le Phenix, proyecto una sala al más puro estilo estadounidense imperante en la época, con un gran patio de butacas, y anfiteatros enfrentados al escenario, y amplias zonas de estar que incluían un bar con vistas a la Gran Vía, descartando la tradicional planta de herradura, claramente desfasada de los teatros de épocas anteriores. Sigue leyendo

Tras las huellas de San Isidro Labrador.

A punto de celebrar, como cada 15 de mayo, la festividad de San Isidro Labrador, Santo Patrón de la Villa y Corte de Madrid, me parece oportuno proponeros un recorrido por su vida, obra y milagros, a través de aquellos lugares madrileños con él relacionados. ¿Os animáis?

Un breve apunte biográfico.

Libro1 Libro Diacono Juan Gozos a San Isidro Labrador

Isidro de Merlo y Quintana nació en Madrid en el año 1082, en el seno de una familia humilde, en una casa situada en el lugar en el que en la actualidad se encuentra la calle de las Aguas. Tras quedar huérfano a muy temprana edad, se procuró el sustento con diversos trabajos hasta que finalmente se empleó como labrador. Cuando el emir almoravide, Alí ibn Yusuf, atacó Madrid en 1110, el joven Isidro, como otros muchos madrileños, se trasladó en busca de seguridad a Torrelaguna, donde continuó trabajando en el campo. Sería aquí, donde conocería a la que poco después se convertiría en su esposa, una joven llamada María, natural de Uceda, cuya dote matrimonial consistía en unas tierras de labranza en su pueblo natal, lo que hizo que los jóvenes esposos se trasladaran. Fruto de este matrimonio tuvieron un hijo al que pusieron de nombre Illán. Pasados unos años, la familia regresó a Madrid donde Isidro comenzó a trabajar en las tierras de la familia Vargas. Isidro se levantaba de madrugada y nunca empezaba su jornada de trabajo sin haber asistido antes a la Santa Misa. Sus compañeros lo acusaron ante el patrón de llegar tarde al trabajo y cuando Iván de Vargas fue a comprobar si tal acusación era cierta, contemplo asombrado que, si bien era cierto, que Isidro llegaba más tarde que los demás, mientras Isidro oía misa, un ángel guiaba sus bueyes que araban como si el propio Isidro los estuviera dirigiendo.

San Isidro Labrador

En el año 1130, sintiendo que su muerte estaba cercana, Isidro hizo humilde confesión de sus pecados y tras aconsejar a sus familiares y amigos que vivieran en el amor a Dios y la caridad con el prójimo, murió cristianamente. A los 43 años de haber sido sepultado, en 1163 sacaron del sepulcro su cadáver que, milagrosamente se halló incorrupto, algo que los devotos madrileños consideraron como un milagro. Siglos más tarde el rey Felipe III se hallaba gravísimamente enfermo, a su regreso de Lisboa, en Casarrubios del Monte (Toledo), hasta que le fue llevado el cuerpo de San Isidro a sus estancias, y en ese preciso momento, el monarca sanó milagrosamente. Tras este prodigio, el rey intercedió ante el Sumo Pontífice para que declarara santo al humilde labrador, y por este y otros muchos milagros, el Papa Gregorio XV lo canonizó el 12 de marzo de 1622 junto con Santa Teresa de Jesús, San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier y San Felipe Neri.

Y ahora, tras este breve apunte biográfico de nuestro Santo Patrón, comencemos nuestro recorrido por Villa de Madrid, siguiendo sus huellas.

Recorreremos el Madrid medieval, con los restos de las antiguas murallas, las iglesias mudéjares, la sorprendente Capilla del Obispo, de estilo gótico-renacentista, la torre mudéjar de la iglesia de San Pedro el Viejo, la Capilla de la Cuadra de San Isidro y la Capilla de San Isidro en la iglesia de San Andrés. Pero también nos acercaremos hasta la Ermita de San Isidro, cruzando el Manzanares, el Museo de San Isidro, donde se encuentra el Pozo del Milagro, la casa de Iván de Vargas, para finalizar en la Colegiata de San Isidro, donde reposan sus restos mortales y los de su esposa, Santa María de la Cabeza. Sigue leyendo

La Taberna del Alabardero y La Mar del Alabardero: la tradición de la mejor cocina en un entorno incomparable.

Alabardero Mingote

Alabardero: soldado del cuerpo especial de infantería que prestaba guardia de honor a los reyes de España, y cuya arma distintiva era la albarda, un arma ofensiva que consta de un asta de madera como de dos metros de largo, y de una moharra con cuchilla transversal, aguda por un lado y de figura de media luna por el otro.

Taberna del Alabardero 3 Taberna del Alabardero 1

La Taberna del Alabardero se ha convertido por méritos propios en todo un clásico de la hostelería madrileña. Fundada en 1974 por el sacerdote vasco Luis Lezama, se encuentra en  pleno centro de capital a escasa distancia del Palacio Real, toma su nombre de un alabardero que vivió en esa misma finca en el siglo XIX y que, según cuenta las crónicas de la época, mantuvo una historia de amor con una importante dama de la corte que vivía al otro lado de la Plaza de Oriente.

 La Taberna del Alabardero 8 La Taberna del Alabardero 7

La Taberna del Alabardero 9 La Taberna del Alabardero 10

La cocina, vasca, como no podía ser de otra forma, si tenemos en cuenta los orígenes de Luis Lezama, si bien la decoración es típica de una taberna madrileña con barra alta de mármol y alguna mesas en la zona del bar y las paredes repletas de fotos de personajes famosos del mundo de la artes, la cultura, el toreo y la política que, en algún momento, pasaron por el local, destacando entre todas ellas las fotografías de los reyes D. Juan Carlos y Dª. Sofía. Las mesas de la Taberna, han sido testigos de numerosas tertulias literarias de importantes figuras del mundo de las letras como el escritor de la Generación del 27 José Bergamín sin olvidar a Cortázar, Aleixandre, Alberti, Ernesto Jiménez Caballero, Gabriel Celaya, entre otros, políticos como Adolfo Suárez, Felipe González, o Fraga, personajes del mundo  del toreo como Antonio Ordóñez y Paco Camino y  humoristas como Manuel Summers.

Rabo de toro - Taberna del Alabardero Taberna del Alabardero 4 La Taberna del Alabardero 6

En su amplia y variada carta, la Taberna del Alabardero de la mano de su chef, Roberto Hierro, nos ofrece las recetas de toda la vida convenientemente actualizadas. Lomo de venado en su jugo de frambuesas con croquetas de castañas y pistachos o las kokotxas de bacalao a la romana con habitas tiernas, txangurro con crema de guisantes, caracoles a la montañesa, lomo de merluza con almejas en salsa verde,bacalo al pil-pil, rabo de toro, o la ostras con parmentier de remolacha y crema de coliflor ahumada, son algunas de las exquisiteces elaboradas a base de productos, siempre de la más alta calidad. Y de postre la deliciosa torrija de la casa, caramelizada con cristal de azúcar y helado de vainilla, un auténtico capricho sencillamente  imprescindible.

Taberna del Alabardero 2 Taberna del Alabardero 5

Los precios no son especialmente elevados, ofreciendo también la posibilidad de disfrutar un menú degustación o el menú del día. También nos ofrece una amplia carta de tapas. El local cuenta además con una zona de bar y una amplia terraza donde degustar tapas y raciones como las patatas a lo pobre, chistorra de Navarra, o surtidos de ibéricos, además de canapés y ensaladas. Y cuando llega el invierno, las estufas exteriores y la opción de mantas individuales nos permitirá seguir disfrutando al aire libre.

El servicio de camareros es bueno, atento y diligente. Y un consejo: dejaos aconsejar porque suelen preparar platos fuera de carta, realmente apetitosos y sugerentes.

La Mar del Alabardero 2 La Mar del Alabardero 3

Y a la vuelta de la esquina, en la mismísima plaza de Oriente, encontraremos La Mar del Alabardero, una taberna marinera en pleno corazón de Madrid, con una carta basada en las diferentes cocinas de las costas españolas: pescados y mariscos de lonja al carbón, guisos de pescado, arroces y frituras tradicionales de nuestro litoral.

Taberna del Alabardero

Felipe V, 6 – 28013 Madrid

Tel. 91 547 25 77

La Mar del Alabardero

Plaza Oriente, 6 – 28013 Madrid

Tel. 915 41 33 33

http://grupolezama.es/portal/taberna-alabardero-madrid/home